Fujitsu despierta su apetito internacional

Empresas

La multinacional japonesa pretende ganar presencia en EMEA con la venta de servidores y servicios una vez tenga el control de FSC.

La pasada semana, la multinacional japonesa Fujitsu alcanzaba un acuerdo con Siemens AG para adquirir la participación del 50 por ciento que esta última ostenta en la joint-venture Fujitsu Siemens Computers (FSC).

La operación se ha cifrado en 450 millones de euros y culminará el próximo 1 de abril, precisamente cuando se cumplen diez años desde que se creó la joint-venture entre ambas empresas.

Con esta operación, Fujitsu pretende impulsar su presencia en los mercados internacionales de la zona EMEA (Europa, Oriente Medio y África), principalmente con la comercialización de servidores y servicios.

Así, y según ha indicado la propia compañía, la compra le ayudará a ganar terreno frente a IBM y HP, quienes actualmente lideran el mercado de servidores en EMEA.

Por su parte, el acuerdo permitirá a Siemens dedicar un mayor número de recursos a sus áreas de negocio más importantes -salud y energía- sobre todo en un momento en que la crisis financiera ha empujado a la baja la demanda de PCs y servidores.

Momento convulso

No hay que olvidar que FSC es el mayor fabricante de PCs de origen europeo, y emplea a cerca de 10.500 trabajadores a escala global, la mayoría ubicados en Alemania.

Aunque Fujitsu ha comentado que no pretende acometer reducciones de plantilla, habrá que esperar unos meses para conocer su estrategia con mayor detalle.

Tampoco se conoce aún qué pasará con el negocio de PCs para consumo de FSC, que en la actualidad genera en torno al 20 por ciento de los ingresos de la compañía.


Los rumores de la industria y los comentarios de las firmas analistas apuntan a una posible escisión o cierre de esta línea de negocio, ya que las menores ventas de PCs por parte de FSC han sido uno de los factores por los que Fujitsu ha rebajado su previsión de beneficio hace un par de semanas.

No obstante, el presidente de Fujitsu, Kuniaki Nozoe, ya ha señalado que su intención pasa por devolver a FSC al umbral de rentabilidad durante el ejercicio 2009, después de enfrentarse a una pérdida inesperada de 100 millones de euros contabilizada al finalizar en marzo el último ejercicio fiscal.

Vocación de multinacional
Como consecuencia de la ralentización del mercado japonés, la firma japonesa está decidida a impulsar su crecimiento internacional en el segmento TI.

En este sentido, Fujitsu lanzó una OPA hostil para adquirir la compañía francesa de servicios informáticos GFI el pasado año, pero el acuerdo no llegó a cuajar ante la exigencia de un mayor precio de adquisición.

El anuncio de compra de FSC devuelve a la actualidad el ‘apetito internacional’ de Fujitsu, una compañía que en el último año ha cambiado su estrategia para entrar en nuevos mercados dominados por las firmas estadounidenses y europeas.

Fujitsu Limited se fundó en 1935 como Fuji Telecommunications Equipment Manufacturing. Hoy cuenta con cerca de 500 subsidiarias en todo el mundo, incluyendo su filial Fujitsu Computer Systems, ubicada en California y que comercializa hardware, software y servicios para empresas.


El pasado año, Fujitsu obtuvo unos ingresos aproximados de 53.000 millones de dólares. De ese total, un 63,9 por ciento procede de su actividad en Japón, y un 9,8 por ciento del continente americano.

Y precisamente a lo largo del último ejercicio, la multinacional ha optado por reorganizar sus operaciones mundiales: América, EMEA, China y Asia-Pacífico ahora pertenecen al Grupo de Negocios Global dirigido por Richard Christou, quien pasó a formar parte de Fujitsu con la compra de la inglesa ICL.

Fuerte competencia

Aunque este movimiento le permitirá mejorar su posicionamiento global en el mercado de servidores, la mayor compañía de servicios de software de Japón es plenamente consciente de sus limitaciones.

Fujitsu ostenta en la actualidad una cuota de mercado servidor de un solo dígito a escala global, y su primera intención consiste por tanto en superar el 10 por ciento de participación mundial.

Según IDC, en el segundo trimestre del año la joint-venture FSC se posicionó como cuarto proveedor de servidores en EMEA, por detrás de HP, Dell e IBM.

A pesar de la caída del consumo en TI, las ventas de servidores en la región EMEA han aumentado un 8,7 por ciento en el segundo trimestre del año, como muestran las cifras de la consultora.

Este incremento responde a la fuerte demanda procedente de Europa Oriental, Oriente Medio y África, con incrementos interanuales del 17 por ciento. Mientras, el mercado mundial de servidores aumentó un 6,4 por ciento en el mismo período.

Por su parte, el volumen de ventas de FSC se situó en 6.610 millones de euros el pasado año (24 por ciento procedente de servidores), con un beneficio operativo de 72 millones de euros en el año fiscal cerrado el 31 de marzo.

Sea como fuere, este cambio de mentalidad y aproximación al mercado queda patente con la toma de control de Fujitsu Siemens Computers. Y quizá sólo suponga el principio de una política expansiva en base a adquisiciones. Son tiempos de cambio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor