A pesar de los buenos resultados de sus ventas, GoPro cae en Bolsa

ComponentesWorkspace

Su nombre se ha convertido en sinónimo de cámara de acción y eso se refleja en las ventas pero los inversores parecen haber acogido de forma negativa los inminentes cambios en la cúpula directiva de la empresa, castigando con desinterés la compra de acciones provocando una importante caída de su valor.

El hecho de que la dirección de GoPro no consiga encauzar las quejas sobre el desarrollo de software y la monetización del producto no parece que quede solucionado con la anticipada marcha de su COO incluso cuando el margen bruto ha superado las expectativas que se tenían alcanzando en el último trimestre de 2014 un 48 %.

En todo el año GoPro ha ingresado 1.390 millones de dólares, un 41 % más que el año 2013 con un 34 % más de unidades salidas de fábrica lo que casi duplica las expectativas de los analistas de Wall Street que calculaban 1,9 millones de cámaras siendo finalmente 2,4 millones.

El consejero delegado de la empresa, Nick Woodman, puede proclamar orgulloso su satisfacción y el hecho de que la cámara GoPro haya sido uno de los dispositivos electrónicos más vendidos de la pasada campaña navideña, con una media de 1.000 unidades a la hora durante todo el último trimestre de 2014, pero las perspectivas no son lo suficientemente positivas para los inversores que han optado por castigar la negociación de los títulos, ocasionando un descenso en la cotización que arroja oscuros nubarrones sobre su futuro más inmediato.

Esto no hace sino confirmar un comportamiento en los mercados que más que errático ha sido claramente controvertido desde que GoPro salió a bolsa en junio de 2014, habiendo caído un 30 % desde su cotización más elevada entre septiembre y octubre pasados.

vINQulo

Business Insider

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor