HTC prescindirá del 15 % de su plantilla buscando recortar sus costes un 35 %

Empresas

Corren malos tiempos para la empresa taiwanesa y esta va a recurrir a lo que para muchos es una solución fácil: prescindir de una importante parte de su plantilla para recortar sus costes, el problema es que no está nada claro que con ello logre remontar el vuelo.

Una reducción de plantilla del 15 % permitiría a HTC recortar sus costes en un 35 % como parte de la estrategia en la que, un poco a la desesperada, está afrontando para tratar de retrasar lo que parece inevitable.

Antaño líder, esencialmente fabricando para otros, cuando la empresa taiwanesa se decidió a vender sus propios terminales comenzó un fugaz período de éxito en el que comenzó a popularizar sus terminales especialmente en Occidente. Llegó un momento en el que incluso han dispuesto de terminales como la línea One que podían competir en plano de igualdad por calidad y prestaciones con los terminales de gama alta más vendidos pero no han contado con el favor del público.

Incluso en una simpática campaña publicitaria se valieron del popular actor Robert Downey jr. (en esos momentos en la cumbre de su carrera gracias a su papel de Tony Stark/IronMan) para una serie de anuncios, como en su día te contamos aquí en The Inquirer. Pero ni siquiera con la ayuda de las industrias Stark consiguieron remontar el vuelo.

Recientemente también te hemos contado aquí en The Inquirer que el valor bursátil de HTC ha caído por debajo del total de sus reservas económicas, algo que pone en dificultades la propia continuidad de la empresa.

Desde 2011 las ventas para la empresa han caído un 75 % mientras ambos extremos del mercado (terminales de gama baja y alta) han resultado ser más competitivos de lo que quizá habían calculado. Por debajo las marcas emergentes chinas (Huawei, Lenovo, Xiaomi…) se han quedado con una importante parte de las ventas mientras que por arriba el iPhone continúa siendo el dispositivo más vendido mientras que Samsung no cede la segunda posición con sus Galaxy S.

En esta situación HTC ha anunciado un reposicionamiento de su negocio que involucra un adelgazamiento operativo del 35 %, traducible en una reducción de plantilla del 15 %, lo que supone prescindir de 2.250 empleados.

En un momento en el que además de sus smartphones HTC trabaja en el visor de realidad virtual Vive y en su propio smartwatch el panorama es realmente complicado para muchas empresas del sector, no sólo HTC, que quizá sea la que esté más cerca de llegar a un punto de inflexión. Parte de la situación tiene que ver con el tamaño de las empresas de grandes dimensiones que no han podido/sabido adaptarse a las nuevas circunstancias.

La competencia entre los fabricantes de dispositivos móviles Android es feroz, con algunas como LG que apenas son capaces de ganar $0,12 por dispositivo vendido (sí, 12 centavos de dólar por móvil vendido) con la propia HTC vendiendo con pérdidas mientras que otras ganan incluso centenares de dólares por terminal, donde el paradigma sería Apple, con casos tan extremos que ya te hemos contado aquí en The Inquirer como los $75 que le cuesta fabricar un Apple Watch cuyo modelo más barato se vende por 419 €. No parece sencillo que HTC pueda remontar el vuelo en esta ocasión.

vINQulo

HTC

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor