Intel cambia su marca para reconectar con el público

Empresas

La compañía vuelve al Core y deja a Centrino: deben resolver la confusión de nombres y ramas en la que se encuentran sumidos los consumidores.

Intel cambia su estrategia de marca. La compañía centrará su energía en la promoción de sus productos estrella frente a las plataformas de microprocesadores.
Las cosas se han convertido en más y más confusas”, asegura una portavoz de la firma a The Wall Street Journal, al tiempo que apunta que los consumidores no necesitan contar con una información tan en profundidad sobre el producto como la que ahora se estaba ofreciendo.
La nueva comunicación será por tanto más simple y sencilla. “En el último año e incluso antes, Intel ha estado trabajando en silencio entre bambalinas para conseguir una visión en profundidad de nuestra estructura de marca y explorando los caminos para hacerla más racional y fácil de comprender”, asegura el manager de comunicación corporativa, Bill Calder, en su blog.
Calder reconoce que los nombres asociados a Intel (diferentes productos, diferentes marcas…) son muchos, por lo que el consumidor se sume en una jungla de denominaciones en la que las cosas son “confusas”.
Esta nueva estrategia recuperará el nombre Core, que Intel quiere volver a meter en la mente del consumidor, y acabará con la importancia que a principios de la década se dio a Centrino, paradigma de lo que la firma no desea volver a hacer en comunicación con el comprador.
Intel intentará en definitiva reconectar con el ciudadano: “Tenemos que recordar a la gente quiénes somos y qué hacemos posible”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor