Irritación entre lo rivales de Google por el principio de acuerdo con la UE

Empresas

La afirmación del comisario europeo de la Competencia, Joaquín Almunia, de una decisión prácticamente final sin tener las valoraciones de los competidores, enciende el caso.

Tras un principio de acuerdo entre Google y Bruselas para zanjar el caso de acusación antimonopolio de la compañía, el comisario de la Competencia, Joaquín Almunia, ha afirmado que no era necesario someter las nuevas reformas presentadas por la empresa de nuevo a la valoración de los rivales en el mercado.

Almunia ha comentado hoy a los periodistas que “no es posible evitar este paso y no quiero evitar este paso -de gran importante en el procedimiento-“, tal y como recoge The Register.

“Después de tres años de investigación, estoy bastante seguro de que mi aceptación tiene una base sólida. Creo que conozco los argumentos de los denunciantes y considero que se han resuelto”, ha afirmado el mandatario europeo.

No obstante, los 18 denunciantes formales seguirán teniendo la oportunidad de ofrecer comentarios sobre la decisión de Almunia antes de que se firme un acuerdo definitivo con Google en los próximos meses.

Pero más bien parece que será puramente un procedimiento de forma y que las apreciaciones de las empresas tendrán ya poco impacto sobre el caso.

Rivales como Microsoft han mostrado su desacuerdo con esta afirmación. Sin una revisión del paquete de medidas más recientes de Google, “el caso es un gran fracaso”, ha argumentado.

El grupo de presión ICOMP, que ha estado vigilante durante todo el proceso, también ha manifestado su oposición.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor