Luz verde a Kodak para abandonar el estado de bancarrota

Empresas

El día 3 de septiembre nacerá oficialmente la nueva Kodak; centrada en la impresión digital y con una estructura mucho más pequeña.

Kodak ha logrado el beneplácito de la justicia para abandonar oficialmente la situación de bancarrota en la que se declaró en febrero de 2011.

Salir del estado de bancarrota prevé tomar las riendas del negocio sin que la intervención de agentes judiciales sea necesaria. Kodak tiene un nuevo plan de reorganización que significa el inicio de una nueva era.

No ha sido un camino de rosas. La histórica compañía, símbolo de la innovación y éxito en la década de los años 90, ha protagonizado durante el último año una dolorosa historia de reconversión.

La deuda acumulada (arrastrada por los costes sociales y los constantes fallos de dirección estratégica) ahogó a la compañía que se vio obligada a acogerse al capítulo 11 de la ley estadounidense de Quiebras.

A partir de entonces la una vez pionera de la fotografía se vio obligada a vender patentes por un valor cuatro veces inferior al esperado y también el negocio de personalización de imagen y digitalización de documentos.

La dirección de la compañía ha sufrido cambios importantes, como el nombramiento de Antonio Pérez como responsable de guiar la restructuración.

Kodak ha conseguido oficialmente el permiso para iniciar una nueva senda a partir del día 3 de septiembre. Será una compañía más pequeña; como señala Reuters, espera registrar unos ingresos de 2.500 millones de dólares (la mitad de cuando se declaró en bancarrota).

La principal línea de negocio de la nueva Kodak se centrará en la impresión digital.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor