La pantalla redonda del Moto 360 recién anunciado ya estaría dando dolores de cabeza a Motorola

InnovaciónWearables

No hace más de un día que se ha anunciado oficialmente y ya se comenta los problemas del reloj inteligente de Motorola. La singular pantalla táctil circular es desde luego rupturista con todo lo que hemos conocido durante décadas pero parece que no es tan sencillo conseguir romper moldes en lo referente a LCD táctil.

El anuncio del nuevo sistema operativo de Google específicamente orientado a dispositivos llevables, Android Wear, nos permitió conocer ayer los dos primeros dispositivos que se valen del mismo. Uno de ellos es el smartwatch Moto 360 que sorprendió por la original forma circular de su pantalla, aproximándolo al concepto más tradicional de reloj de muñeca al tiempo que rompe con la habitual forma cuadrada o rectangular asociada habitualmente a los dispositivos electrónicos.

Moto-360

 

Pero la mala noticia no ha tardado en conocerse y es que precisamente ese innovador factor forma le está ocasionando más de una dificultad a Motorola. Aunque tampoco han facilitado muchas más información, incluso no se ha concretado la fecha en que estará a la venta con una vaga referencia a “durante el verano”, la fuente habitual de conocimiento rumorológico en el mundillo tecnológico, es decir, la cadena de producción que se encarga en China de fabricar el dispositivo, ha permitido conocer alguno de los entresijos de este original reloj inteligente de pantalla redonda y el dato curioso tiene que ver con los problemas que dicha forma está suponiendo para la fabricación del Moto 360.

Hasta ahora todos los componentes electrónicos están diseñados para ser albergados en dispositivos angulares, cuadrados o rectangulares, pero sin curvas. Las placas base, las baterías, los procesadores, las memorias… y no hablemos, claro, de las pantallas. Todo eso ha tenido que abandonarse o adaptarse, romper la monotonía ha acarreado una serie de problemas que además de afectar al propio proceso de diseño, fabricación y montaje de los propios componentes ha incidido en la ralentización del proceso productivo y de montaje por las comprobaciones y test adicionales que deben pasar estos componentes, existiendo un mayor problema en lo que al fin y a la postre es la gran y distintiva seña de identidad de este smartwatch, su pantalla redonda que concentra las incidencias cuando llega el momento de cortarla para que adopte esa forma.

Es muy posible que estas circunstancias tengan como consecuencia que en el momento en el que Motorola ha anunciado que comenzará a venderse (algún momento en torno al verano) esté muy limitado el número de unidades que salgan al mercado, con lo que el delicado proceso de producción podría convertir al Moto 360 en un ansiado objeto de deseo. Esto implicaría también un precio que se distanciaría del que tienen en la actualidad los relojes inteligentes que hay en el mercado, oscilando entre 200 y 300 €, aproximándose más al rango de los 400 o incluso 500 €.

Sería el precio a pagar por disponer del único reloj inteligente con pantalla redonda.

vINQulo

Weibo

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor