La policía china irrumpe en las oficinas de Uber

Empresas

Los conductores de Uber en China han sido previamente víctimas de sanciones manteniendo sus vehículos confiscados.

Las oficinas centrales de Uber en China han sido allanadas por la policía, según informa el diario International Business Times. Ayer por la noche los agentes irrumpieron en la sede de Guangzhou incautando los teléfonos móviles corporativos.

No es la primera vez que la compañía estadounidense se enfrenta a una redada policial en otro país. Recientemente la policía francesa registró las oficinas de Uber en París como parte de una investigación por presuntos servicios ilegales.

De acuerdo con un comunicado oficial emitido por la comisión china del transporte, “se está llevando a cabo una inspección porque la empresa contrata vehículos particulares que no están cualificados para ofrecer servicios de pasajeros”.

La comisión sostiene que el modelo de actividad de Uber constituye un “negocio ilegal” y que se continuará reprimiendo a los “operadores ilegales que perturben el mercado del transporte”.

Los conductores de Uber en China previamente han sido multados manteniendo sus vehículos confiscados. Estas tensiones también se han producido en otros países del mundo, dando lugar a frecuentes protestas contra la empresa.

La situación se ha convertido ya en una constante cada vez que la compañía aborda su expansión a un nuevo territorio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor