La principal razón de compra de un wearable: la medición de actividad física

Empresas

Los wearables con estas funciones serán quienes dominen el mercado en los próximos años.

El recién nacido mercado de wearables tiene un claro motor de crecimiento: el de los fabricantes de pulseras de medición de la actividad física.

Según datos de IDC, la demanda de wearables básicos –aquellos que no ejecutan aplicaciones de terceros- son los dispositivos que dominarán el mercado en los próximos años. A partir de 2019 las nuevas propuestas de wearables inteligentes –aquellos que sí ejecutan apps de terceros- repuntarán, comiendo terreno a los dispositivos más básicos.

Un estudio elaborado por Tuenti e Ipsos determinó recientemente que la principal razón tras la compra de un dispositivo que se viste es su capacidad de monitorizar la actividad física.

En concreto, el 29,5% de los españoles de entre 16 y 35 tiene un wearable; el 60% de estos son smart bands o pulseras de medición de funciones físicas, como Fitbit. El porcentaje restante se decanta por un reloj inteligente y sólo un puñado, destaca el estudio, tiene las Google Glass.

Preguntados por las herramientas más utilizadas de los dispositivos, el 86,4% respondió sobre aplicaciones relacionadas con la salud y actividad física, el 18,9% se refirió a las de geolocalización y un porcentaje muy similar (17,8%) dijo utilizar estos dispositivos para consumir contenido multimedia.

Apenas el 2,4% se refirió al consumo de contenido en realidad aumentada o juegos.

La capacidad de calcular la actividad física es también la primera razón de compra de wearables en mercados maduros como Alemania, Francia y UK, de acuerdo con eMarketer.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor