La UE impone una multa de 561 millones de euros a Microsoft por el caso de los navegadores

NavegadoresWorkspace

El importe representa el 11% del beneficio neto de la compañía americana para el presente trimestre y un 1% de sus ventas anuales.

Tal y como se esperaba, la Comisión Europea ha anunciado que multará a Microsoft con 561 millones de euros por un caso de monopolio relacionado con la distribución Internet Explorer en Windows. Esto es, por no permitir a los usuarios la libre elección de navegadores en su sistema operativo.

La cifra representa más del 11% del beneficio neto esperado para el presente trimestre y un 1% de las ventas anuales de la compañía, según calcula la agencia de noticias Reuters.

Aunque no es la primera vez que Microsoft es multada en tierras comunitarias, sí que es novedad que una empresa sea condenada por no cumplir con sus obligaciones. En este sentido, Microsoft rompió un compromiso legalmente vinculante alcanzado en el año 2009 para garantizar que los consumidores europeos tuviesen diferentes opciones para acceder a Internet en sus equipos, en vez de verse forzados a utilizar por defecto el navegador propiedad de Microsoft.

Esta promesa fue incumplida entre mayo de 2011 y julio de 2012, dejando a 15 millones de usuarios desprotegidos.

“Los compromisos legalmente vinculantes alcanzados en decisiones antimonopolio juegan un papel muy importante en nuestra política de aplicación, dado que permiten dar soluciones rápidas a problemas de competencia”, ha dicho el comisario de la UE Joaquín Almunia. “Por supuesto, estas decisiones requieren un cumplimiento estricto. El incumplimiento es una infracción muy grave que debe ser sancionado en consecuencia”.

La esperanza de las autoridades es que esta resolución sirva de ejemplo al resto de la industria, para que casos como éste no se vuelvan a repetir.

Por su parte, Microsoft ha descartado recurrir la multa. “Asumimos toda la responsabilidad por el error técnico que causó este problema y hemos pedido disculpas por ello”, ha expresado la firma norteamericana en un comunicado.

“Presentamos ante la Comisión una evaluación completa y franca de la situación, y hemos tomado medidas para reforzar nuestro desarrollo de software y otros procesos que ayuden a evitar este error o algo parecido en el futuro”, ha concluido.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor