La Unión Europea da vía libre a Microsoft para comprar Skype

EmpresasMercados FinancierosMovilidadRedesVoIP

La adquisición también ha sido autorizada por la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos, que no ha encontrado problemas de competencia entre los productos de ambas compañías.

Microsoft ha obtenido la respuesta que estaba esperando acerca de Skype. La Comisión Europea ha dado luz verde a su adquisición del servicio de VoIP por la nada despreciable cifra de 8.500 millones de dólares.

En el campo de las comunicaciones empresariales, las investigaciones de la Comisión han confirmado que “Skype tiene una limitada presencia para estos productos y no compite directamente con el producto Lync de Microsoft, utilizado principalmente por grandes corporaciones”.

    La Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos ya había autorizado la compra en junio
La Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos ya había autorizado la compra en junio

Más reñida ha resultado el área de los consumidores, donde “las actividades de ambas partes se solapan principalmente para las comunicaciones de vídeo y Microsoft participa activamente a través de su Windows Live Messenger”. Sin embargo, Bruselas considera que “no existen problemas de competencia en este mercado en crecimiento donde numerosos participantes, incluyendo Google, están presentes”.

Aunque el acuerdo fue anunciado el 10 de mayo, el gigante del software debía librar una serie de obstáculos internacionales antes de completar la compra de Skype, con sede en Luxemburgo.

“Este es un logro importante, ya que ahora hemos recibido la aprobación tanto de los Estados Unidos como de la Unión Europea“, ha expresado con satisfacción Brad Smith, vicepresidente ejecutivo de Microsoft, en un comunicado. “Esperamos terminar pronto las últimas medidas necesarias para cerrar la adquisición”.

Smith se refiere a las revisiones de competencia todavía en curso en Rusia, Ucrania, Serbia y Taiwán, tal y como informa The Financial Times.

El objetivo es que Skype se convierta en una nueva unidad de negocio dentro de Microsoft, con su actual director ejecutivo, Tony Bates, asumiendo el cargo de presidente de la Microsoft Skype Division. Una absorción que permitirá a los de Redmond diferenciarse del resto de compañías, especialmente en el competitivo mercado de los smartphones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor