La situación en Qimonda, cada vez más dramática

Empresas

“Existen varios interesados (en comprar la factoría), pero no podemos ocultar que es una situación muy grave”, apunta el ministro de Economía portugués.

La caída de Qimonda se vive con intensidad en Portugal, donde ven como la mayor exportadora del país tiene cada vez más tensa la cuerda que le permite continuar en el aire.
La situación de la firma es cada vez más dramática y complicada: la magnitud de la tragedia empresarial es tal que el ministro de Economía portugués, Manuel Pinho, dosifica las buenas y malas noticias. “Existen varios interesados (en comprar la factoría), pero no podemos ocultar que es una situación muy grave, tanto la de Qimonda como la de la economía global”, explica en declaraciones que recoge Expresso.
Pinho puntualiza así las optimistas declaraciones del presidente de Qimonda, Kin Wah Loh, que garantizó que estan trabajando en conseguir soluciones para la firma y que es “optimista”. Wan Loh asegura, además, que la firma está haciendo todo lo posible por mantener su unidad de Vila do Conde, Porto, como publica Público.
La venta, aún así parece la opción de futuro más estable. La bancarrota “podrá tener consecuencias, pues da más flexibilidad para la reestructuración de las diversas partes del grupo”, apunta Manuel Pinho a Público.
El optimismo de la clase política choca, aún así, con el pragmatismo de los empleados, que han fechado el tiempo límite y crítico al que debe enfrentarse la compañía en ocho semanas. “Encontrar un inversor en ocho semanas es muy difícil, porque en varios meses no lo conseguimos, pero no es imposible”, explica a la agencia de noticias Lusa un representante de los trabajadores de Dresden, la principal fábrica de Qimonda.
“A nuestro favor tenemos el hecho de que la tecnología que vendemos va a desarrollarse mucho, como la propia competencia reconoce, pero en contra está la mala situación económica”, añade.
Agosto para Taiwán
Mientras Qimonda se desploma, los fabricantes asiáticos siguen haciendo su agosto a cuenta de los deshechos de la europea.
Los precios de los productos de los fabricantes de Taiwán suman hoy un 26%, como publica Lusa, tras el cierre de mercados por las fiestas de año nuevo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor