Las agencias de seguridad de Estados Unidos pierden la autorización legal para espiar a sus ciudadanos

CiberpoderLegalRegulación

El Senado de Estados Unidos ha decidido no prorrogar la prerrogativa legal que permitía al NSA y otras agencias secretas recopilar datos privados de sus ciudadanos.

El Senador republicano Rand Paul, uno de los políticos que más ha trabajado para lograr el respeto de la privacidad online de los estadounidenses, ha conseguido evitar que se llevara a cabo una prórroga en algunos apartados de la conocida como Patriot Act.

Esa noticia implica que las agencias de seguridad estadounidense como la NSA, ya no cuentan con autorización legal para poder recopilar datos personales de las conversaciones telefónicas de sus ciudadanos, recogen en TheNextWeb.

Eso sí, se ha añadido una cláusula especial a la que podrán invocar las agencias de seguridad que deseen seguir adelante con operaciones de espionaje de las comunicaciones que fueron iniciadas antes del 1 junio.

Por otra parte, hay que recordar que la Patriot Act podría ser sustituida por la bautizada como Freedom Act, que impide la recogida de datos masivos, aunque si permite que las agencias de inteligencia soliciten a las empresas los datos de personas y dispositivos, siempre y cuando prueben que tienen lazos con algún poder extranjero y organización terrorista.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor