Las ayudas de Obama a la conexión de banda ancha, descartadas

Empresas

“La expansión de Internet de alta velocidad tendrá que utilizar las estructuras existentes”.

Los planes prometidos Barack Obama, el recién presidente electo de Estados Unidos, para promocionar la conexión a Internet de alta velocidad en este país, tendrán que esperar.
Uno de los asesores de equipo del presidente, Blair Levin, que se encargan de las competencias del sector tecnológico en el gabinete del presidente, acaba de desvelar que el paquete de inyección de 800.000 millones de dólares (unos 600.000 millones de euros) para levantar la economía del país, no dará cabida a la expansión de la banda ancha a nivel nacional.
Los partidarios de la extensión de esta conexión tendrán que utilizar las estructuras existentes”, declara Levin.
Asimismo, el ejecutivo ha puntualizado que para que esta inversión se dirija a este objetivo debe ser un plan “conveniente, medido, temporal y que proporcione miles de puestos de trabajo”.
Las asociaciones de consumidores destacan la incompetencia en la que se está sumiendo EEUU al presentar menor penetración de Internet en su panorama nacional que otros países industrializados, así como los altos costes de este tipo en el país.
A pesar del apoyo obtenido por las plataformas virtuales a Obama, parece ser que las promesas del antiguo candidato a la Casa Blanca por el partido demócrata no van a efectuarse tan brillantemente como en un principio se preveía, ya que las declaraciones de Levin están mermando las expectativas.
“Sospechamos que el estímulo del desarrollo de la banda ancha no es probable que sea tan ambicioso, a pesar de que esto supusiera la bajada de su coste”. han afirmado los analistas en inversión a Reuters.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor