Microsoft presenta su primer wearable… y no es un smartwatch

InnovaciónMovilidadWearables

Microsoft Band rompe las fronteras del ecosistema del gigante de Redmond, ofreciendo compatibilidad tanto con dispositivos Windows Phone como iOS y Android.

Se esperaba que Microsoft se introdujese en el mercado de la wearable technology que tanto está dando que hablar últimamente.

Microsoft-Band_ExplodedY por fin lo ha hecho, aunque en vez de presentar un reloj al más puro estilo Apple Watch, el gigante de Redmond se ha decantado por una pulsera, bautizada directamente como Microsoft Band.

Dicha pulsera tiene una pequeña pantalla con resolución de 320×106 píxeles en la que es capaz de mostrar alertas sobre llamadas, emails y demás contenido en forma de mensajes, eventos del calendario, datos sobre el tiempo o información financiera y notificaciones de redes sociales. Y muchos agradecerán su integración con el asistente de voz Cortana, siempre y cuando se use un terminal Windows Phone 8.1.

Pero, sobre todo, Microsoft Band está preparada para convertirse en una compañera fiel de los más deportistas. Entre otras cosas, ha sido diseñada para monitorizar la evolución que va marcando el corazón de su usuario durante las 24 horas del día, analizar su patrón de sueño, contabilizar las calorías perdidas y también los pasos dados con el paso de las horas.

Resistente al agua y al polvo y dotado de hasta 10 sensores inteligentes, este dispositivo promete una autonomía de 48 horas de lo que sus creadores califican como “uso normal”. Desde Microsoft advierten de que recurrir al GPS y otras funcionalidades similares acortará, inevitablemente, la duración de la batería.

Microsoft-Band_Lifestyle_M1Un aspecto en el que se quiere diferenciar Microsoft Band respecto a otros productos de la competencia es que no se limita a dar soporte a teléfonos de la casa, también funciona con los iPhone y los teléfonos Android. Además, recurre a la plataforma Microsoft Health, que también acaba de ser desvelada.

Al basarse en la tecnología de cloud computing, Microsoft Health permitirá a los usuarios acumular todos sus datos de “fitness” en un único lugar, a pesar de que éstos procedan de diversas fuentes. Y, más allá de eso, combinarlos entre sí para conocer, por ejemplo, qué ejercicios están resultando más beneficiosos para una persona en concreto o cuánto tiempo de recuperación debería tomarse dicho usuario entre tandas de actividad.

El precio de Microsoft Band es de 199 dólares. Eso sí, de momento sólo se puede encontrar a la venta en los Estados Unidos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor