Microsoft se opone a ceder a EE.UU datos de emails alojados en un datacenter fuera del país

Empresas

Se trata de una batalla entre la Administración y la empresa sobre la interpretación de la Ley de Privacidad de Comunicaciones Electrónicas de EE.UU (ECPA).

Una vez que los gigantes TIC estadounidenses están en el punto de mira por el caso del espionaje gubernamental de la NSA, Microsoft se enfrenta a una seria batalla que, si pierde, podría minar la confianza en los proveedores cloud de EE.UU.

El gigante del software se resiste a hacer efectiva las demandas del gobierno de EE.UU a ceder la información de correos electrónicos alojados en su centro de datos de Irlanda en un caso que podría tener consecuencias dramáticas.

The Washington Post ha informado que Microsoft está presionado por una orden de registro emitida en diciembre por un juez de Nueva York que exige a la compañía entregar dichos correos debido a una investigación de tráfico de drogas.

Microsoft anunció su oposición a los esfuerzos del gobierno el pasado mes de abril.

En documentos presentados ante un tribunal la semana pasada, la empresa ha vuelto a presentar objeciones a la orden del juez, que denegó la petición anterior de la compañía para cancelar la orden de registro sobre información de clientes situados fuera de EE.UU.

“Un tribunal no puede dictar una orden que permita a los agentes federales entrar en las instalaciones de Microsoft en Dublín”, han expuesto los abogados de Microsoft, que han hecho hincapié en que el Congreso nunca ha autorizado a los tribunales estadounidenses emitir órdenes que alcancen fuera del territorio nacional.

“Del mismo modo que el gobierno no tiene autoridad para promover una acción así, no se puede obligar a Microsoft a entregar los mensajes almacenados en el extranjero”, es la defensa de la compañía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor