Orange cobra 1.000 euros a un consumidor por hablar consigo mismo

OperadoresRedes

La víctima del error estaba en un avión y con el teléfono apagado: Orange ha retirado la factura cuando la queja llegó desde una asociación de consumidores.

Hablar solo no es ya cosa de lunáticos, de gente muy expresiva o de aquellos que consiguen así ser más resolutivos; también es cosa que interesa a las operadoras de telecomunicaciones a juzgar por la última reclamación de FACUA-Consumidores en Acción.
Según esta asociación, Orange ha facturado a un usuario 1.000 euros por una llamada de cero segundos realizada – he aquí el hecho más llamativo – a si mismo mientras tenía el móvil apagado durante un vuelo.
El usuario intentó convencer al servicio de atención al cliente de que se trataba de un error de facturación, pero los teleoperadores no dieron por válida su argumentación y le emplazaron a pagar. Además de los 1.000 euros por una llamada en vuelo, Orange también facturó al usuario por mensajes que él nunca había enviado.
La extraña factura no fue retirada hasta que las quejas del usuario llegaron con el respaldo de la asociación de consumidores, que aprovecha para denunciar el no por defecto que siempre contestan las operadoras a las reclamaciones de sus clientes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor