El pacto Privacy Shield de transferencia de datos transatlánticos afronta su primera revisión anual

RegulaciónSupervisión

Desde la UE se apuntan mejoras como una monitorización más estricta del cumplimiento de las normas de privacidad por las empresas.

Un año después de la entrada en vigor del pacto Privacy Shield parece que recibirá el visto bueno de la UE en su primera revisión, dirigida a comprobar que se garantiza la protección de los datos de los europeos almacenados en los servidores de EEUU.

A pesar de que el ejecutivo de la UE está convencido de que el marco sigue cumpliendo una protección adecuada de los datos personales de los europeos, abordará una serie de recomendaciones a Washington, de acuerdo con fuentes de la UE que cita Reuters.

Las fuentes han afirmado que la implementación práctica de Privacy Shield podría mejorarse mediante, por ejemplo, una monitorización más estricta del cumplimiento de las normas de privacidad por parte de las empresas.

El acuerdo Privacy Shield se acordó el año pasado después de que el máximo tribunal de la UE suspendiera en 2015 la transferencia diaria de datos transfronterizos con el pacto previo, ya que este permitía a los espías estadounidenses tener un acceso excesivo a los datos de las personas.

El mes pasado la Comisión Europea (CE) realizó su primera revisión anual del marco, buscando garantizar que EEUU cumple sus promesas o de lo contrario, podría suspender también Privacy Shield.

Las empresas que desean transferir datos personales de los europeos fuera del bloque comunitario deben cumplir con las estrictas normas de protección de datos de la UE que les prohíben ceder datos personales a países que consideran que tienen una protección inadecuada de la privacidad, a menos que suscriban contratos legales especiales establecidos.

Privacy Shield permite a las empresas mover datos a través del Atlántico sin depender de dichos contratos, conocidos como cláusulas modelo, que son más engorrosos y costosos. Esto supone un alivio para las más de 2.400 compañías inscritas al pacto, incluyendo grandes multinacionales tecnológicas como Google, Facebook y Microsoft.

La comisaria de Justicia de la UE, Vera Jourova, informó el mes pasado de que quería que EEUU nombrara un responsable de privacidad, como parte del Privacy Shield, para tratar las quejas de los ciudadanos de la UE sobre el espionaje estadounidense.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor