Hay pocas directivas TI pero “haberlas, haylas”

CiberpoderGestión EmpresarialRegulación
0 0 No hay comentarios

Hoy es 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, una fecha ideal para repasar los principales nombres femeninos del sector TI.

Poca representación en las plantillas, sobre todo en puestos de poder, y desigualdad en el salario. Éstos son los dos principales muros con los que aún se estampan las mujeres, a pesar de que nos aproximamos a los años 20 del siglo XXI. La paridad laboral es una tarea pendiente en sectores tradicionalmente dominados por hombres, como puede ser el de la tecnología, y cada 8 de marzo se reivindica como otro derecho más de esa parte de la sociedad con la que muchos negocios siguen en deuda, aprovechando la celebración del Día Internacional de la Mujer. El objetivo de igualdad entre sexos figura también en las páginas de los informes de diversidad que se han ido popularizando durante los últimos tiempos entre diferentes representantes TI. Microsoft, Google, Facebook, Twitter, Intel… los grandes nombres de la industria mantienen un perfil predominantemente blanco y masculino entre sus filas, algo que quieren cambiar.

Las diferencias entre hombres y mujeres no existen a nivel de capacidades intelectuales, sin embargo el acceso a ciertos trabajos parece favorecer más a unos que a otras, ya sea por un defecto cultural o por la propia falta de candidatas. Lo que sí hay que reconocer es el interés creciente de esas mismas compañías de prestigio mundial por perfeccionar los procesos de contratación y fomentar la educación tech entre la población femenina. El cambio está en sus inicios y quizás algún día dejen de ser noticia bomba los fichajes de profesionales tecnológicas por el simple hecho de ser mujeres. Una pionera fue Ada Lovelace, hija del poeta Lord Byron, que vivió en el siglo XIX y está considerada como la primera mujer programadora de la historia. En estos momentos, podemos destacar ciertos nombres femeninos por haber conseguido escalar puestos y reivindicar su talento en un mundo difícil, a nivel global y nacional.

Tres de los casos más conocidos son los de Meg Whitman, Ginni Rometty y Marissa Mayer, que apenas necesitan presentación. Whitman ejerce al mismo tiempo de presidenta y CEO de Hewlett Packard Enterprise y de presidenta de la Junta Directiva de HP Inc., las dos compañías que surgieron hace pocos meses de la división de una HP que ella misma dirigía. Eso sí, no fue la primera mujer en llegar tan arriba en la estructura del gigante californiano, porque en 1999 ya había ocupado el cargo de directora ejecutiva Carly Fiorina. Rometty es desde hace más de cuatro años la persona más importante para todo un histórico de la tecnología como IBM. Es la CEO, presidenta y presidenta de la Junta Directiva del Gigante Azul. Mientras tanto, Mayer lleva desde 2012 intentando enderezar el rumbo de una atribulada Yahoo, a donde llegó procedente de Google. Había sido la empleada número 20 de la firma de Mountain View.

¿A quiénes podemos sumar a la lista? A Susan Wojcicki, que sustituyó a Salar Kamangar a la cabeza de YouTube. A Cher Wang, CEO, presidenta y presidenta de la Junta Directiva de HTC y VIA Technologies. Asimismo cofundó HTC. A Ursula Burns, que también ha llegado a ser CEO, presidenta y presidenta de la Junta Directiva de Xerox, revelándose como la primera afroamericana en alcanzar un puesto de tal nivel en una multinacional estadounidense y la primera CEO en sustituir a otra CEO, Anne M. Mulcahy. A Safra A. Catz, que comparte el papel de CEO de Oracle junto a Mark Hurd. A Padmasree Warrior, CEO de la división estadounidense de NextEV que antes fue CTO de Cisco Systems. A Mitchell Baker, presidenta ejecutiva de la Fundación Mozilla, de la que fue CEO. O a Weili Dai, cofundadora y presidenta de Marvell Technology Group. Otra directiva de peso es Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook que entró en su Junta Directiva, por no enumerar otros ejemplos como los de Sue Gardner, Renée James, Diane Greene o Caterina Fake.

En España también encontramos algunas mujeres que ejercen su influencia en varias empresas desde el punto de vista tecnológico. Helena Herrero ha pasado de ser la presidenta de HP en España a dirigir aquí HP Inc. Marta Martínez Alonso preside IBM España, Portugal, Grecia e Israel. Paloma Beamonte es la directora general de Xerox en nuestro país. Y Rosa García es presidenta y CEO de Siemens España. Tampoco debemos olvidarnos de Sarah Harmon, jefa en LinkedIn para España y Portugal, ni de Isla Ramos Chaves, que ejerce como directora ejecutiva de Lenovo EMEA para el sector Midmarket, Enterprise & Public. Por su parte, Marisa Navas es la directora de Comunicación Corporativa y Marketing Institucional de Telefónica, y María José Sobrini es la directora de Consultoría Estratégica de Cisco en EMEAR. ¿Qué más? Ana Vásquez Maya lleva la parte de Recursos Humanos en EMC. En Microsoft, el cargo de responsabilidad para la adquisición de talento también recae sobre una mujer, Blanca Gómez González, que opera en Europa del Este. Y hay que recordar que durante siete años María Garaña Corces fue el rostro visible en España de la compañía con base en Redmond, hasta que fue nombrada vicepresidenta de la división de soluciones empresariales de Microsoft EMEA. La actual presidenta de Microsoft España es Pilar López Álvarez.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor