Reino Unido estudia la aplicación de “cibercondenas”

EmpresasGestión de la seguridadSeguridad

La decisión forma parte de la nueva estrategia de ciberseguridad que está desarrollando el Gobierno de David Cameron.

Reino Unido está considerando la aplicación de penas concretas para quienes sean procesados por delitos informáticos. Esto supone imponer restricciones a los condenados en la utilización de redes sociales y servicios de mensajería instantánea, como parte de su pena.

Los delitos efectuados a través de la red necesitan de un tratamiento judicial específico; la legislación no está aún adaptada a estas nuevas formas de delinquir, que sin embargo, pueden causar los mismos daños que los registrados en el código penal ordinario.

Reino Unido quiere ser uno de los países pioneros en la aplicación de “cibercondenas” acordes a los delitos acometidos. Así, se prevé que en la condena se incluya la restricción al acceso de la red, con el fin de que resulte correctivo.

No se trata de una medida novedosa en su totalidad. Ya se habían aplicado medidas cautelares en algunos casos, relacionados con organizaciones de hackers, por las que se prohibía la utilización de ordenadores o dispositivos con conexión a internet, recuerda The Telegraph.

Pero el gobierno de Reino Unido quiere que estas penas se inserten ahora en la legislación, como parte de su nueva estrategia de ciberseguridad. Además de la prohibición de utilizar redes sociales o servicios de mensajería instantánea, también se utilizarían “ciberetiquetas”, que funcionarían como sistema de control sobre las acciones de los individuos acusados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor