Stephen Elop, de Microsoft a Nokia ¿y vuelta?

Movilidad
0 0 1 comentario

Tras el anuncio de compra de Nokia por parte de Microsoft se abren incógnitas que no parecen demasiado difíciles de despejar en torno al futuro de Stephen Elop, actual CEO de Nokia y antiguo directivo de la empresa que hoy dirige Steve Ballmer, quien a su vez ya ha anunciado que abandonará su puesto antes de un año. Tras dejar caer que deberían prestar más atención a los dispositivos móviles, ¿estamos ante los actos preparatorios para un regreso de Elop a Microsoft?

Ya te hemos contado aquí en The Inquirer la que sin duda es la noticia del día (sino de la semana o el mes), una adquisición que dará que hablar en el futuro tras gastar Microsoft 4.500 millones de euros en adquirir Nokia.

Una de las condiciones de este acuerdo es que el director de Nokia, Elop, queda al frente de la división de móviles que adquiere Microsoft, regresando por tanto a la casa madre con alto mando en plaza, en un momento en el que desde Redmond se deja bien claro que es el momento de apostar decididamente por los dispositivos móviles. Y todo esto en un momento en el que además y como también te hemos contado hace poco, el actual director de Microsoft, Steve Ballmer, ha anunciado que antes de un año abandonará la dirección de la empresa.

Como antecedente hay que recordar que Stephen Elop, de nacionalidad canadiense, fue el primer director de Nokia no finlandés cuando le nombraron para ese puesto en 2010, habiendo trabajado en Microsoft desde 2008 dirigiendo la división de negocios.  En una entrevista hoy mismo Steve Ballmer se ha mostrado evasivo en torno a la cuestión de si se había considerado en el seno de Microsoft la candidatura de Stephen Elopp para sucederle al frente de la misma, y de hecho afirma que las negociaciones para adquirir Nokia vienen de atrás y estaban cerradas tiempo antes de que anunciase su decisión de abandonar el cargo antes de doce meses.

Ballmer insiste en la importancia que en el futuro más inmediato de Microsoft representan los dispositivos móviles, un sector que aún tiene mucho terreno por delante para el crecimiento, especialmente con el constante aporte de los países con economías emergentes (los famosos BRIC: Brasil, Rusia, India y China), recordando que lo esencial es alcanzar grandes volúmenes de ventas, lo que activará el ecosistema hardware/software que ahora reforzaría los Nokia Lumia con Windows Phone pertenecientes a un mismo propietario, al estilo Apple con iOS/iPhone.

Los únicos que pueden encontrarse incómodos en esta situación son los compañeros de viaje que hasta ahora habían confiado en Microsoft para montar Windows Phone en sus dispositivos como HTC, Huawei o Samsung, que ahora encontrarán más sentido a movimientos como el de Samsung desarrollando su propio SO, Tizen, al ver como Google, desarrollador del SO Android, también tiene su propio fabricante de móviles, Motorola.

Mientras tanto las acciones de Nokia han llegado a subir un 45 % en Bolsa tras anunciarse la adquisición.

vINQulo

The Verge

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor