Telecom Italia: las estrategias venideras

EmpresasOperadoresRedes

Los casi 36.000 millones de euros que debe la operadora le han obligado a reestructurar sus planes de acción en diferentes países.

En la jornada de ayer el consejero delegado de Telecom Italia, Franco Bernabé, hacía públicos los planes de la compañía para los próximos tres años.

Disminuir la enorme deuda que acumulan las cuentas de la empresa es el objetivo principal. En concreto son 5.000 los millones de euros que el grupo pretende reducir en los próximos años, conservando un beneficio medio anual del 2 por ciento.

Este planteamiento desembocará inevitablemente en un recorte del 14 por ciento de su plantilla en tan sólo un trienio. Así, a los 5.000 puestos de trabajo pactados con los sindicatos en el mes de septiembre se unirán, según se anunció ayer, 4.000 empleados más, lo que supondrá que la operadora transalpina pase de los 64.000 a los 55.000 trabajadores.

Brasil y Argentina, en el punto de mira

Los intereses de Telecom Italia a nivel internacional se centran especialmente en Brasil. La empresa italiana se ha propuesto alcanzar unos ingresos de 5.000 millones de euros en el país carioca, esperando registrar un margen bruto de explotación de 1.177 millones de euros.

La multinacional quiere contar con más de 2, 5 millones de clientes de servicios de banda ancha a través de la red móvil y obtener una cuota de mercado del 25 por ciento mediante la filial brasileña TIM.

“Brasil representa un sólido mercado emergente en el que Telecom Italia quiere reforzar su propia posición”, a través del mercado de la telefonía celular y del desarrollo de la banda ancha, con las posibilidades que ofrece el paso de la red fija a la móvil, afirmaba la compañía italiana en una nota de prensa.

Argentina es otro de los mercados en los que el grupo transalpino ha fijado su mirada. A principios de 2009 ejercerá su opción de compra sobre Telecom Argentina para conseguir el control de la misma, según ha comunicado el director financiero, Marco Patuano.

A través un socio local, Telecom Italia podría reforzar su accionariado sobre la operadora gaucha, de la que es dueña de un 50 por ciento. La compañía romana ha hecho ya varios intentos infructuosos de controlar la misma, a los que se ha opuesto el otro propietario fuerte de Telecom Argentina, el grupo Werthein, con un 48 por ciento del accionariado.

Desinterés por otros mercados

La estrategia de Telecom Italia es retirarse poco a poco de otros mercados nacionales en los que su penetración ha sido dificultosa. En este sentido Franco Bernabé anunció la posible venta de los activos de Internet de algunas empresas extranjeras de telecomunicación donde participa.

Durante los próximos tres años la multinacional pretende realizar una desinversión de 3.000 millones de euros, lo que afectaría principalmente a países como Alemania, donde Telecom Italia participa mediante Hansenet y Cuba, con ETECSA.

En este sentido grupos de otros países como la propia Telefónica podrían aprovecharse para reforzar sus posiciones en estos mercados, entre ellos Telefónica. La multinacional de César Alierta quiere fortalecer su presencia en Alemania, según publica Efe, y esta venta podría ayudar a conseguir una cuota de mercado mayor en dicho país, en el que tan sólo dispone actualmente de un 15 por ciento.

Autor: apayo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor