El beneficio neto de Telefónica crece un 66,4%

OperadoresRedes

El operador español obtuvo 3.830 millones de euros de beneficio neto durante
los primeros seis meses del año, de acuerdo con los datos ofrecidos por la
compañía a la CNMV.

Telefónica ha dado
a conocer hoy sus resultados para el primer semestre del año, en los que ha
arrojado un beneficio neto de 3.830 millones de euros. De esta forma, la
compañía incrementa sus cifras un 66,4 por ciento respecto al mismo periodo del
ejercicio precedente, lo que se atribuye al crecimiento orgánico de todas sus
divisiones, la diversificación del negocio y las sinergias puestas en marcha
dentro del operador.

En cualquier caso, estos resultados reflejan ya un aprovisionamiento de 152
millones de euros para el área de telefonía fija relativos a la
multa
con la que la Comisión Europea
ha sancionado a la organización española, así como 1.260 millones de euros
adicionales por enajenación de activos derivada de la plusvalía de la venta de
Airwave.

De esta forma, la cifra total de aprovisionamientos asciende hasta 8.843
millones de euros (+14,3%), que la firma atribuye a los gastos de interconexión
en el continente americano, la división de telefonía móvil española y de
O2 en Gran Bretaña, tal y como recoge el
rotativo
Cinco
Días
.

Paralelamente, la cifra de negocio neta del periodo creció hasta alcanzar
27.826 millones de euros, lo que representa un 10,6 por ciento más que en los
mismos meses de 2006. A este respecto, si bien Latinoamérica fue una de las
regiones en las que más gasto se incurrió, también es cierto que ha obtenido los
mayores ingresos, seguida de España.

Por lo que respecta a las diferentes áreas de negocio, la de banda ancha se
reveló como la que obtuvo un crecimiento de ingresos mayor, ya que aumentó sus
cifras un 23,2 por ciento, seguida por la de telefonía móvil, con un 11,8 por
ciento de incremento.

Paralelamente, en lo que se refiere a los recursos humanos de la compañía, se
contrató a 18.234 personas en el periodo (+8,2%), con lo que el grupo ya cuenta
con un total de 240.912 empleados. Como consecuencia, los gastos derivados
crecieron un 1,5 por ciento más, hasta los 3.645 millones de euros, en los que
se incluyen los importes relativos a los ERE de Telefónica España y del grupo
O2.

Por su parte, los costes financieros también crecieron un 20,7 por ciento en
el semestre, alcanzando 1.437 millones de euros. Este aumento se ha debido
fundamentalmente a la subida de tipos de interés en Europa, que ha provocado un
aumento del coste medio de la deuda del grupo, así como a una mayor proporción
de deuda en Latinoamérica.

Finalmente, y animada por las positivas cifras obtenidas, la compañía ha dado
a conocer una revisión al alza de sus previsiones, que pasan por una estimación
del crecimiento de los ingresos en una horquilla que abarcaría del 8 al 10 por
ciento. Por lo que se refiere al resultado operativo antes de amortizaciones,
podría crecer entre un 10 y un 13 por ciento, mientras que el resultado
operativo aumentaría entre el 19 y el 23 por ciento.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor