¿Qué supone la presidencia de Trump para los smartphones chinos?

MovilidadSmartphones

Canalys cree que “el duro lenguaje del presidente Trump sobre el comercio con China” traza “un panorama sombrío para los vendedores chinos que miran hacia Estados Unidos para crecer”.

De momento el mercado smartphone continúa creciendo. Está impulsado por Apple, que ahora es la compañía que más teléfonos de este tipo vende, por delante de Samsung. Está impulsado por la propia Samsung, a pesar de que en el Q4 fue la única integrante del top 5 que empeoró sus números. Y está impulsado también por los fabricantes chinos.

De los cinco principales puestos, tres están ocupados por marcas chinas.

Huawei es la tercera marca en discordia, tras Apple y Samsung. Durante los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2016 vendió 45 millones de smartphones, lo que supone una mejoría del 39 % para ella además de rebasar por primera vez el 10 % de cuota mundial.

Las otras dos son OPPO y vivo, que durante el último trimestre han crecido un 70 % y un 96 %, respectivamente.

A estas empresas les va bien a nivel general, y también local. “Las distribuciones de smartphone en China crecieron más de un 14 % interanual”, apunta Mo Jia, analista de investigación de Canalys, que recuerda que China “sigue siendo de lejos el mercado más grande, representando más del 30 % del mercado mundial en el cuarto trimestre de 2016”.

“Huawei, OPPO y vivo están haciendo sentir cada vez más su presencia a nivel internacional, con una cuota de mercado global combinada que llega al 24 %, subiendo desde el 16 % del trimestre equivalente del año anterior”, añade Jia.

“Pero el éxito en Estados Unidos sigue evadiendo a estos líderes chinos”, advierten desde Canalys.

Es más, no se sabe qué ocurrirá en este frente en el futuro. “El duro lenguaje del presidente Trump sobre el comercio con China, incluida la amenaza de aranceles severos, pinta un panorama sombrío para los vendedores chinos que miran hacia Estados Unidos para crecer”, valora Mo Jia.

Y no sólo a Huawei, OPPO y vivo. “También plantea dudas para el futuro de Lenovo y ZTE”, apunta Jia sobre unas compañías “que han visto su participación en el mercado estadounidense crecer a cerca del 10 %”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor