Vonage acuerda el pago de 56,6 millones de euros a Sprint

Empresas

La compañía pionera de las llamadas telefónicas por Internet cierra la
disputa sobre las patentes pero mantiene todavía el litigio con su rival
Verizon.

La espiral de litigios que ha dañado significativamente el negocio de
Vonage ha
cerrado uno de sus capítulos más importantes. La compañía ha acordado con
Sprint el pago de 80
millones de dólares (56,6 millones de euros), por la licencia de uso de la
tecnología de llamadas telefónicas por Internet de esta última, tanto en el
pasado como en futuro.

El acuerdo se ha firmado dos semanas después de que un jurado dictaminara que
Vonage estaba utilizando ilegalmente las patentes de Sprint y cifrara en 69,5
millones de dólares (49,18 millones de euros), el pago por los daños caudados.

El consejero general de Vonage, Sharon O’Leary, citado por
The
Wall Street Journal
, ha afirmado: ?Creemos que este acuerdo supone buenas
noticias para Vonage, nuestros clientes y nuestros accionistas. Nos permite
dejar atrás este litigio y continuar centrándonos en nuestro negocio principal,
evitando la inseguridad de revisiones legales y acciones judiciales a largo
plazo.?

Sin embargo, Vonage tiene otro frente abierto, quizás de mayor relevancia.
Mantiene un litigio pendiente con
Verizon, que también
afirma que ha violado sus patentes, y de un modo más fundamental, pues afecta al
núcleo mismo de la tecnología de Vonage. La compañía afirma que no ha violado
los derechos de Verizon, pues ha obtenido un resultado semejante con un método
diferente.

Los directivos de Vonage parecen más seguros en este caso, mostrándose
dispuestos a recurrir un posible fallo negativo. Claro que también dijeron que
recurrirían la sentencia favorable a Sprint y finalmente no lo han hecho y,
además, en el caso de Verizon podrían ver bloqueadas sus operaciones por medio
de un mandato judicial, por lo que su futuro aún es una incógnita.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor