A fondo: ¿Qué es lo que está frenando el avance de la nube en algunas empresas ?

CloudEmpresas

Aunque el cloud computing es una de las tendencias inevitables cuando se habla de compañías, tecnología y futuro, todavía hay barreras para su adopción.

El cloud computing no es la tendencia tecnológica más novedosa que existe, lleva años entre nosotros, pero sigue abonada a la actualidad y dando de qué hablar alrededor de todo el mundo por las posibilidades asociadas a su implantación. Con ella han ido surgiendo negocios diferentes y se plantean ventajas como la disponibilidad de la información con independencia del lugar y el momento, la agilidad o el ahorro para las compañías, que van abrazando la nube con esperanza pero también mostrando cierto recelo.

No todas las empresas se han pasado al cloud ya. Ni todas parecen convencidas o atraídas por la necesidad de abrirse a este fenómeno.

A finales de 2016, la consultora tecnológica Pasiona Consulting cifraba en más de 8 de cada 10 el número de empresas españolas que no habían implantado todavía tecnología en la nube. Y advertía de que en nuestro país llevamos dos años de retraso en penetración cloud en comparación con otros países miembros de la Unión Europea. De hecho, hasta 14 Comunidades Autónomas se encontrarían incluso por debajo de la media nacional, estimada en el 19,3 %, a pesar de que su preparación tecnológica en otros ámbitos como internet o el móvil sí es notable.

“Los problemas del cloud en España no tienen que ver con la tecnología”, explicaba entonces el CEO de Pasiona, David Teixidó, “sino con la falta de información o la ausencia de un criterio estratégico claro por parte de algunas empresas”.

Las barreras, hoy por hoy, siguen existiendo. ¿Cuáles son? Desde otra consultora, beServices, apuntan a la seguridad, la interoperabilidad y la portabilidad de la información como frenos de una modalidad concreta de nube: la nube pública. Muchos directores TI, hasta un 64 % de ellos, no estarían colocando cargas de trabajo en la nube por miedo a un acceso no autorizado.

La seguridad y las posibles brechas también son, según indagaciones de Teradata y pese a que su director de estrategia y despliegue cloud, Marc Clark, defiende la nube como uno de los medios “más seguros que existen” en estos momentos, un escollo a tener en cuenta cuando se habla de almacenamiento. Así, el 40 % de los directivos vería la seguridad en general como un riesgo, un 25% cree que la adopción cloud será más problemática y otra cuarta parte teme la pérdida de control, de acuerdo con esta firma de análisis de datos.

Aunque lo lógico es que con el paso del tiempo se vaya subiendo más contenido a la nube, existen reticencias en casos especiales. Son minoría las empresas que piensan en migrar sus datos legales a la nube en un plazo no muy largo, de aquí a dos años. Preferirían tenerlos más cerca.

También se detectan problemas en los sistemas de pago, tal y como indica beServices, y habría una motivación en contra adicional en lo que se refiere al coste total de propiedad. Esto es, frente a lo que suponen otras alternativas.

Y hay más. Los resultados de una encuesta entre directivos de diversas industrias, recién publicados por Commvault y CITO Research, pone cifras concretas a por qué no se mueven más aplicaciones a la nube. Es una encuesta llevada a cabo en Estados Unidos, pero que da pistas sobre lo que pasa por la cabeza de los responsables empresariales. En un 68 % de las empresas consultadas se apunta al gran volumen de datos. Un cercano 65 % indica que hay un déficit de formación por parte de los empleados para realizar las migraciones. Y otro 55 % habla de las políticas sobre datos en la nube y on-premise como la tercera mayor barrera que queda.

Miedo a estar y miedo a no estar

El mismo estudio de Commvault y CITO Research, sin embargo, advierte a la vez del miedo que sienten los profesionales de TI por perderse algo en cloud computing. Habría miedo a estar en la nube. Y también miedo a no estarlo. Tanto es así que hasta el 81 % de los CEOs, CIOs y CTOs dice sentir preocupación (o incluso mucha preocupación) por quedarse atrás respecto a los últimos avances.

“El miedo a perderse algo en cloud es real y está en la mente de los directores y del personal de TI de las empresas”, subraya Dan Woods, director de tecnología de CITO Research, que explica que los ejecutivos “están luchando por llevar el valor de esta nueva frontera tecnológica a sus organizaciones, tanto para aumentar el rendimiento de sus recursos informáticos como para que ayude de forma estratégica a incrementar la agilidad del negocio”.

“La encuesta indica que la migración a la nube está en pleno apogeo”, añade Woods, “aunque las empresas aún están intentando entender las capacidades de la misma”. En este sentido, su visión es que “la protección de datos y la recuperación son dos áreas fundamentales donde la nube está teniendo un impacto significativo a nivel de negocio”. Tres cuartas partes de los directivos consideran el backup y la protección de datos como proyecto cloud de mayor impacto. Si bien al 63% le preocupa su capacidad para recuperar datos con rapidez.

“Nuestra experiencia nos dice que estos temores provienen de clientes que entienden que necesitan algo más que herramientas nativas para un nivel básico de backup”, comenta Don Foster, director sénior de marketing de soluciones de Commvault, que considera la implementación de la nube como “una forma efectiva de avanzar en la transformación digital de las empresas”.

“Los directivos y otros líderes del campo de las tecnologías de la información están preocupados con razón sobre llevar el ritmo a los desarrollos en la nube”, dice Foster. “Para innovar en esta transformación, las empresas de todos los tamaños deben tener un conocimiento claro de cómo los nuevos desarrollos tecnológicos en la nube ofrecen maneras pragmáticas y eficientes para mover, gestionar, proteger y utilizar los datos de forma más eficiente, ya sea on-premise o mediante un proveedor cloud”.

El miedo a perderse algo existe, por lo que al final los líderes de negocio pondrían en marcha estrategias cloud a toda velocidad. Queda trabajo por hacer y la previsión es que las inversiones aumentarán en el futuro. Commvault y CITO Research desvelan que, por lo menos, la experiencia no es mala. Sólo 1 % de los directivos define como frustrante el viaje a la nube. El 13 % piensa que es caro. Un 35 % opta por el término excitante. Y más de la mitad, un 51 %, lo denomina innovador.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor