A fondo: The Climate Pledge, un año y medio de vida con más de cien firmantes

Green-ITInnovación

Una de las últimas compañías en unirse al reto promovido por Amazon y Global Optimism de las cero emisiones netas de carbono antes de 2040 es la española Telefónica.

Ser más responsables a nivel medioambiental es un objetivo común de ciudadanos y empresas para luchar de manera efectiva contra el cambio climático.

Muchas son las iniciativas que están surgiendo en este ámbito, apoyadas por las compañías tecnológicas, que a su vez se encuentran entre los grandes consumidores de energía a través de sus centros de datos y también entre los grandes productores de objetos que terminan siendo residuos altamente contaminantes, como es el caso de los dispositivos informáticos.

En septiembre de 2019, Amazon y Global Optimism anunciaron la iniciativa The Climate Pledge para acelerar los objetivos fijados en el Acuerdo de París sobre reducción de gases de efecto invernadero. En concreto, se proponían alcanzar la neutralidad en emisiones de carbono en 2040, diez años antes de lo pactado por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Para ello, se antojan necesarias medidas que estén basadas en la ciencia y que tengan en cuenta la innovación.

Las pautas acordadas eran fomentar la descarbonización a través de energías renovables y la reducción de ciertos materiales e implementar métodos para neutralizar las demás emisiones con compensaciones beneficiosas para la sociedad, además de medir e informar regularmente acerca de su evolución.

Amazon fue la primera compañía en asumir estas directrices y lanzó el órdago al resto de la industria. Ahora, año y medio después, The Climate Pledge cuenta con más de un centenar de miembros de veinticinco sectores diferentes, con plantillas repartidas por dieciséis países.

Hasta 102 firmas han asumido el compromiso de sostenibilidad. Un grupo de 52 empresas se ha unido recientemente, entre ellas marcas tan conocidas y con una actividad tan diversa como Visa, Colgate-Palmolive, Heineken o PepsiCo.

“Hace menos de dos años, Amazon cofundó The Climate Pledge y pidió a otras empresas que se sumaran para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París diez años antes. Hoy en día, más de 100 empresas con una facturación anual combinada por encima de los 1,4 billones de dólares y más de 5 millones de empleados han firmado el compromiso”, celebra Jeff Bezos, fundador y CEO de Amazon.

Bezos insiste en que el fin no es otro que “descarbonizar la economía a través de la innovación”.

Por su parte, Christiana Figueres, socia fundadora de Global Optimism, que fue jefa de cambio climático de la ONU, declara que “moverse más rápido hacia la descarbonización es un camino hacia una ventaja competitiva. No hay duda de que estamos en un punto de inflexión para establecer la economía baja en carbono prevista en el Acuerdo de París”.

La promesa de Telefónica

La española Telefónica, principal operador de telefonía en nuestro país y uno de los mayores del mundo, también ha plasmado su firma en The Climate Pledge.

El gigante de las telecomunicaciones promete reducir las emisiones de su cadena de valor en función del escenario de 1,5 ºC y apostar por la compra de créditos de carbono y soluciones basadas en la naturaleza.

En su caso, pretende alcanzar las cero emisiones netas en operaciones de mercados clave como España, Reino Unido, Alemania y Brasil ya en 2025. A ellos se sumarán Latinoamérica y la cadena de valor más amplia en 2040.

Muchas de las organizaciones implicadas en The Climate Pledge están trasladando el mensaje a sus clientes, para que ellos también reduzcan la contaminación. Telefónica lo hace a través de los servicios Eco Smart, que el año pasado evitaron la emisión de unos 9,5 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, que sería el equivalente a plantar 158 millones de árboles.

“Creemos que el cambio climático exige una acción urgente y universal. Nuestra estrategia en materia de energía y cambio climático se centra en mitigar nuestro impacto, aprovechar nuevas oportunidades y evolucionar para hacer frente a los riesgos ambientales”, comenta Elena Valderrábano, directora global de ética corporativa y sostenibilidad de Telefónica

“Al unirnos a The Climate Pledge”, dice, “reforzamos nuestro compromiso con la sostenibilidad y estamos encantados de unirnos a una comunidad de compañías líderes que también hacen de ella una prioridad”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor