Appian quiere simplificar -aún más- el desarrollo de aplicaciones

DevOpsGestión EmpresarialInnovaciónProyectos

En un mundo donde crecerá exponencialmente el número de aplicaciones, se hace necesario el uso de plataformas que faciliten y aceleren su creación. Y el Low-Code tiene mucho que decir en esos procesos.

Según la analista IDC, durante los próximos 3 años se desarrollarán más aplicaciones que en los últimos 30. Es algo necesario pero a la vez supone un gran reto para cualquier tipo de organización: Los procesos de desarrollo son lentos y la adopción de nuevas y potentes tecnologías de programación no son fáciles de asimilar por los profesionales que se dedican a ello ya que la curva de aprendizaje suele ser elevada. Esa alta demanda de aplicaciones corre el riesgo de frenar los negocios si no se adoptan nuevas medidas para agilizar el ciclo de vida de cualquier solución. 

Es cierto que las metodologías Agile y DevOps han mitigado esos problemas, pero aún así es necesario inyectar una mayor simplicidad en los procesos de construcción de aplicaciones. Es ahí donde entra en juego el denominado Low-Code, basado en plataformas que permitan reducir el número de líneas de código convirtiendo el desarrollo de soluciones en un proceso más visual y lógico. Y es la visión que tienen la compañía Appian para solventar este problema en las organizaciones: Expresar lo que quieres que haga el software, pero hacerlo de la forma más humana posible, tal y como describe Matt Calkins, co-fundador y CEO de Appian, desde que fundó la compañía hace ahora 20 años.  

Lee aquí la entrevista que realizamos a Calkins hace unos meses.

Arrastrar, soltar, definir y configurar los componentes de una aplicación sin necesidad de escribir una línea de código es lo que propone la plataforma Low-Code de Appian. Pero para ello es necesario que detrás de todo esto exista una maquinaria potente, inteligente, pero sobre todo automatizada. Y eso es lo que propone este fabricante de software, que está implementando altas dosis de Inteligencia Artificial en su oferta. 

Es, según sus palabras, la única forma de cambiar el ciclo de vida de las aplicaciones y hacerlo mucho más rápido y sencillo: “Con Low-Code, es posible construir desarrollos en un 5 o 10 por ciento del tiempo que se necesita con los métodos actuales de desarrollo de software”. Sin lugar a dudas, se trata de un avance realmente importante, hasta tal punto que la propia analista IDC pronostica que en 2024 el 65 por ciento de las aplicaciones se crearán valiéndose de una plataforma Low-Code.

Matt Calkins, co-fundador y CEO de Appian, durante su intervención en el Appian Europe 2019

Durante el pasado Appian Europe 2019 celebrado en Londres, tuvimos la oportunidad de charlar con Mike Beckley, co-fundador y CTO de Appian, que nos explicaba el secreto del éxito de su plataforma Low-Code y del modelo de la compañía en general: “Siempre hemos estado muy en contacto con los clientes para escuchar sus necesidades, de hecho, ese era nuestro modelo de negocio inicial, desarrollar soluciones a medida de sus necesidades. Hemos ido evolucionando a lo largo de los años, pero es de las pocas cosas que no han cambiado, escuchar a las empresas que se interesan en nuestra tecnología para implementar nuevas funcionalidades”. 

Es el caso de la implementación de algoritmos de Inteligencia Artificial y Machine Learning, que permite, con simples movimientos de ratón, construir procesos capaces de automatizar tareas y reducir el componente humano en procesos repetitivos, de tal forma que las personas puedan dedicarse a otros más importantes.

Son ellos mismos (la fuerza laboral) los que pueden diseñar esos flujos de trabajo sin necesidad de que entren en juego los desarrolladores, es decir, se trata de democratizar la construcción de aplicaciones de procesos de negocio, lo que se traduce en poder liberar de tareas a todos los equipos y que puedan ser más productivos en otras de mayor relevancia para la organización a la que pertenecen.

Mike Beckley, co-fundador y CTO de Appian

Beckley también explicaba que el poder de la plataforma de Appian no solamente reside en simplificar la creación de flujos de trabajo, sino también en su capacidad para conectar con fuentes de datos externas. Es cierto que esta plataforma ofrece su propia base de datos, pero lo más importante es conectarla con las de los propios clientes en modo híbrido. Aquí es donde se están produciendo los últimos avances, alguno de ellos anunciados durante esta edición del congreso europeo del fabricante de software. Es el caso de los conectores con los proveedores cloud más importantes como AWS, Microsoft Azure o Google Cloud, Salesforce, Dynamics  o cualquier motor compatible con SQL, por ejemplo. 

Al ser preguntado por Silicon, el máximo responsable de tecnología de Appian señalaba que la Inteligencia Artificial está siendo usada internamente para mejorar continuamente la salud de plataforma, aprovisionando los servidores donde se ejecuta. “De esta forma, es posible predecir las cargas de trabajo, la saturación o el rendimiento de las máquinas de forma independiente a donde estén localizadas físicamente”. La IA, prosigue, también se utiliza a nivel de desarrollo de nuevas funcionalidades. Los clientes pueden subir los procesos creados en la plataforma para que los algoritmos y después los diseñadores puedan analizar con exactitud diversos sucesos. Esta información es muy importante para mejorar la plataforma y que sea mucho más rápida. 

Appian en España

El que escribe también tuvo la oportunidad de charlar con Miguel Ángel González, Country Manager de Appian para España. El directivo lleva 10 años trabajando con esta plataforma y casi cuatro como máximo responsable. 

González describe la evolución que ha experimentado Appian desde que hace una década pusieran en el mercado español el modelador de procesos, “una tecnología completamente innovadora al ser la primera basada en web para realizar este tipo de tareas. Nadie tenía un modelador de procesos de negocio en ese momento. Ahora si existen varios pero no son tan potentes”.

Esa herramienta se ha mantenido y ha ido evolucionando combinada con otras funcionalidades extremadamente visuales y mejoras en el ‘frontend’ tanto para dispositivos móviles como para escritorio. “Todos los componentes están adaptados para el diseño de procesos desde cualquier pantalla”, incidía. 

A nivel de plataforma, González destacaba cómo ha evolucionado para proporcionar una alta disponibilidad de los datos que manejan las organizaciones. De nuevo aparece la figura de los conectores de datos para enlazar con cualquier fuente de información, algo que ha supuesto un gran avance y versatilidad de la plataforma de Appian. El siguiente paso será poner en producción el despliegue de las aplicaciones de negocio haciendo uso de contenedores gestionados con Kubernetes, “una verdadera revolución que llegará muy pronto al mercado”, tal y como aseguraba. 

En este sentido es destacable el trabajo conjunto de Appian con la comunidad de desarrolladores, los partners y los clientes: “todos estamos contribuyendo para incluir nuevas capacidades y conectores que se ven reflejados en el día a día cuando mostramos a las empresas la solución”.

En España, la Banca es uno de los sectores más interesados en la tecnología de Appian debido a que proporciona desarrollo rápido de aplicaciones. “En este sector, los productos que se ponen al servicio de sus clientes cambian de una temporada a otra, son ciclos de vida muy cortos y la puesta en producción de los servicios que van evolucionando es vital para los bancos”, explicaba González. 

En el sector Telco, por ejemplo, se tiene muy en cuenta que el negocio esté involucrado en la definición y el desarrollo de los productos, mientras tanto, en el sector de Energía es muy importante la monitorización de los recursos. Por último en Seguros necesitan capacidades de conexión con sistemas ‘legacy’ o de terceras empresas.  “Y todo eso es exactamente lo que proporciona la plataforma de Appian, versatilidad, adaptabilidad y potencia”.

Un de los casos de uso más interesantes de la plataforma de Appian es el del Banco Santander a través de su división Santander Tecnología, que da servicio interno a los empleados para que puedan mejorar los procesos que llevan a cabo a diario. En este sentido pudimos hablar con Noel Zafra, Heat of IT Operations en Santander Tecnología, que nos explicaba cómo están utilizando Appian para mejorar dichos procesos: “Tenemos catalogadas decenas de peticiones que llegan desde otros departamentos del banco, así como de clientes. Se trata de un proyecto de envergadura porque forma parte de nuestra transformación digital marcada en el año 2018… y nos quedan otros dos años más”.

Los beneficios inmediatos son tener todo centralizado, automatizado y accesible de forma ágil. “Por ejemplo, el sistema de informes, compuesto por más de 60 ‘dashboards’ que aportan información centralizada sobre productividad, volúmenes, si existen atascos en alguna operativa concreta para reforzar ese equipo… es una de las ventajas grandes ventajas de la plataforma de Appian. Es cierto que todo esto ya se podía hacer anteriormente, pero con un esfuerzo manual enorme”. 

Zafra comentaba que anteriormente a la adopción de Appian, este departamento tenía una plataforma interna con sus propios tiempos de desarrollo, pero la implementación del Low-Code también ha supuesto reducir los tiempos de puesta en producción de los servicios de forma considerable: “Empezamos haciendo un modelo de reingeniería de procesos, tanto a nivel de operativa como de asignación de usuarios. Esto es realmente complejo, pero la plataforma de Appian nos ha facilitado la tarea en un tiempo récord. En cuatro semanas ya estábamos entregando la primera funcionalidad, con actualizaciones transparentes cada dos semanas sin incidir en el rendimiento de los usuarios. Dichas actualizaciones son muy dinámicas. Además, los usuarios están muy satisfechos de las aplicaciones que les hemos entregado porque han participado en su diseño”, añadía Zafra, que tiene claro que seguirán expandiendo el uso del Low-Code y la plataforma de Appian en otros proyectos como parte de la mastodóntica transformación marcada por el Banco Santander.     

 

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor