Comodidad digital, toma de decisiones en base a datos y otras competencias laborales clave para 2021

Gestión EmpresarialTrabajo

Factorial ha publicado una lista con las diez habilidades más demandadas por las empresas.

La pandemia de coronavirus ha transformado el entorno laboral. Ahora el teletrabajo es clave para mantener la actividad. Y las empresas buscan trabajadores con habilidades muy concretas para fortalecerse.

“La gente por primera vez está empezando a preocuparse por la cultura de sus empresas en primera instancia”, indica Bernat Farrero, fundador y CRO de Factorial. “Esto, a pesar de la situación sanitaria, es un enorme avance para la modernización de las empresas de este país. Esta crisis sin precedentes ha hecho que la manera de trabajar de las empresas cambie y pase a ser más flexible y digital, y por eso las competencias laborales que buscan en el nuevo talento tienen que adaptarse a esta nueva filosofía”.

Factorial ha publicado una lista con las diez competencias que están llamadas a ser las más demandadas durante 2021, empezando por la “mentalidad de crecimiento” o una combinación de impulso, curiosidad y ambición. Alguien “que no se conforme con el status-quo, que no tenga miedo a tomar riesgos, hacer preguntas e intentar cosas nuevas, todo con el fin de desarrollarse profesionalmente y ampliar los horizontes de la compañía”, estará mejor posicionado para conseguir empleo durante los próximos meses.

En este sentido también se valorará el “pensamiento crítico”, porque propiciará la innovación, y la “resiliencia”: “saber lidiar con la frustración y las negativas de la vida”, pero también “poder rápidamente volver a la rueda”.

Otras cualidades que se valoran son la “toma de decisiones en base a datos”, la “flexibilidad” para adaptarse tanto al trabajo presencial como en remoto, usar herramientas diferentes y aceptar el cambio, mostrar “comodidad en un entorno digital” operando exclusivamente en la nube y el “aprendizaje independiente” o la pericia para incorporar nuevas costumbres, pedir ayuda a los compañeros o formarse en cursos y programas de mentoría.

“En un contexto social de crisis optimizar recursos es clave y uno de estos recursos es el tiempo”, añade Factorial. Esto lleva a otra habilidad básica, que es la “alta productividad”.

Además, el “compromiso” incluso cuando se trabaja separado del resto de compañeros o la seriedad para centrarse en el trabajo, asistir a reuniones y cumplir los objetivos sin que un supervisor esté encima continuamente es fundamental hoy en día. Como también lo es el “trabajo en equipo” o la fluidez de comunicación digital.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor