Elon Musk afirma que su plataforma Starlink ya podría ofrecer una beta de acceso a Internet vía satélite

CienciaInnovaciónMovilidadRedes inalámbricas

Starlink es unas de las múltiples y variadas iniciativas de Elon Musk, en este caso centrada en rodear nuestro planeta de una pequeña nube de satélites artificiales capaces de ofrecer acceso a Internet a alta velocidad en cualquier parte de la Tierra.

Este martes hubo un nuevo (y exitoso) lanzamiento de la constelación de satélites que Starlink está colocando en órbita baja alrededor de nuestro planeta. Un pequeño paso para Elon Musk, un salto cada vez más grande para el acceso a Internet, a alta velocidad, en cualquier parte de la Tierra.

El martes se sumaron 60 satélites más, con lo que ya son más de 700 los satélites artificiales del sistema de comunicaciones Starlink. Esto ha hecho anunciar a Elon Musk, director general de Tesla y SpaceX, presidente de SolarCity, The Boring Company y Neuralink, que Starlink ya estaría preparada para lanzar una beta pública de su servicio de acceso a Internet vía satélite.

En cuanto estos satélites alcancen la posición que tienen como objetivo estaremos preparados para presentar con holgura una beta pública en el norte de Estados Unidos y probablemente el sur de Canadá“, comunicó Musk a través de Twitter poco después del exitoso lanzamiento, añadiendo que “en cuanto recibamos la aprobación [de la autoridad regulatoria competente] habrá más países donde llegará el servicio“.

Lo que no llegó a detallar Musk es el momento en el que los satélites alcanzarán esa mencionada “posición objetivo”, en la que ya podrían disponer de órbitas estables y, tras las pruebas pertinentes, disponer de operatividad. Según la opinión de algunos astrofísicos, dicha posición orbital podría alcanzarse alrededor de febrero de 2021.

El pasado mes de abril ya anunció Elon Musk que esa beta pública del servicio Starlink estaría disponible a finales del presente año 2020, incluso en mayo de 2019 también anunció la posibilidad de que pudiera ofrecerse una versión inicial del servicio Starlink de acceso vía satélite a Internet de alta velocidad con sólo 400 satélites, bastando 800 satélites para disponer de una cobertura funcional de alcance global para este servicio. Recordemos que con el lanzamiento de este martes ya son más de 700 los satélites enviados a la órbita baja por Starlink.

El objetivo a largo plazo de Starlink es disponer de una red de más de 42.000 satélites orbitando la Tierra, en órbita baja, ofreciendo una cobertura global de Internet de alta velocidad capaz de suministrar conexión de datos a ubicaciones remotas, de difícil acceso y donde no exista otra posibilidad de acceder a la Red a finales de 2021, lo que parece muy ambicioso y, desde luego una gran molestia para los astrónomos por la interferencia que supone en el firmamento nocturno el trazo de reflejo luminoso de esa constelación de satélites.

Una beta del servicio, no pública, pero sí “limitada”, en el sentido de estar restringida únicamente a cuerpos militares estatales y servicios de emergencias, se desarrolló en el estado de Washington el pasado mes de septiembre.

Lea también :