“Igualdad de género no es que mujeres y hombres compartan las mismas opiniones y actitudes”

Workspace

Catherine Chen, directiva de Huawei, ha participado en la Web Summit 2020 y ha hecho un alegato a favor del empoderamiento de la mujer en el sector TI.

En el sector tecnológico falta talento. Y, sobre todo, talento femenino. En el mundo existen unos 5000 millones de personas en edad laboral, de los que casi la mitad son mujeres. Pero sólo 1 de cada 2 trabaja y son pocas las que se dedican a la tecnología.

Así lo ha relatado Catherine Chen, vicepresidenta corporativa sénior de Huawei y directora del Consejo de la compañí achina, durante su intervención en la conferencia sobre tecnología Web Summit 2020. Chen ha relatado cómo sólo un 20-30 % de quienes trabajan en el sector TIC son mujeres. Además, ellas ocupan únicamente un 7,4 % de los puestos CEO de la Fortune Global 500.

“En la era digital, necesitamos no solo una mayor representación de las mujeres en el sector, sino también mujeres líderes”, ha manifestado. Esta baja representatividad en puestos directivos no sólo desaprovecha talento existente, sino que priva de roles a seguir a las más jóvenes, lo que podría perpetuar el problema. “Igualdad de género no es que mujeres y hombres compartan las mismas opiniones y actitudes”, dice esta ejecutiva. “Se trata de igualdad de oportunidades y derechos, lo que solo puede lograrse en una sociedad más inclusiva, diversa y sana”.

A través de una igualdad de género real se podría impulsar la economía digital. Esto pasa por transformar la cultura empresarial y también por impulsar la educación para empoderar a las mujeres. Según Chen, son tres los factores que permitirían mejorar las ratios actuales.

Por un lado, hay que establecer políticas que apoyen a las mujeres, como es el caso de la Estrategia para la igualdad de género 2020-2025 de la Unión Europea. En segundo lugar, las propias mujeres deben rechazar los estereotipos que rodean a la tecnología y considerarla como una salida totalmente accesible. Y, en tercer lugar, habría que hacer un trabajo de fomento de las aptitudes digitales, ya que una mejor formación “ofrecerá más oportunidades” a las mujeres y “las ayudará a conocer las destrezas básicas que se necesitan para competir en la economía digital”.

Aunque todavía queda un largo camino por recorrer, no es imposible. “Confiamos en que aparezcan más mujeres brillantes en el sector tecnológico”, indica Catherine Chen, “que nos encaminen hacia un futuro más igualitario, abierto y diverso”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor