OVH rediseña la arquitectura de su Load Balancer

Cloud

La solución de OVH llega con la intención de escalar infraestructuras y evitar el riesgo de inactividad.

OVH ha anunciado una oferta de balanceadores de carga mejorada con su nuevo Load Balancer con arquitectura rediseñada y basado en tecnologías de código abierto.

Esta solución se sirve de HAProxy y Nginx y ayuda a repartir cualquier tipo de tráfico HTTP, TCP o UDP, según explican sus responsables, para “escalar rápidamente una infraestructura sin interrupciones del servicio, evitar el riesgo de downtime o incluso facilitar el mantenimiento de los servicios de los clientes”. Esto es, para construir infraestructuras de disponibilidad muy alta.

“Nuestros clientes necesitan flexibilidad, ya que sus infraestructuras deben redimensionarse en función de los picos de actividad”, comenta Arnaud Jost, DevOps de OVH.

“Con la nueva gama de balanceadores de carga”, añade Jost, “podemos ofrecerles una solución simple y eficaz para que construyan arquitecturas resistentes, que a su vez permitan garantizar la experiencia de los usuarios incluso ante un gran aumento del tráfico o un ataque externo”.

Entre las funciones de la oferta que entrega OVH se encuentran anti-DDoS con mitigación permanente y activación del protocolo HTTPS por defecto.

Este Load Balancer es compatible con el vRack y con los servidores dedicados de OVH, así como con Public Cloud, Private Cloud, Hybrid Cloud o VPS. Disponible ya en los centros de datos de Francia y Canadá, la intención de OVH es expandirlo al resto de sus regiones a lo largo del año.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor