Sun mejora OpenSolaris con los ojos puestos en Linux

CloudDatacenterEmpresasProveedor de ServiciosProyectosServidoresSistemas OperativosSoftwareStart-UpWorkspace

La versión 2008.11 del sistema operativo basado en Solaris muestra que Sun no está dispuesta a seguir los pasos de IBM y HP, que han dejado a Linux ocupar un espacio dominado antes por Unix.

Hubiese preferido hacerme exclusivamente con el software de los repositorios IPS del sistema, pero la creación Firefox 3.1 más rápida no estaba disponible a través de estos canales, sino a través de una carpeta creada en el sitio FTP de Mozilla.

Más aún, el paquete no tenía formato IPS, sino el viejo SRV4 de Sun, que OpenSolaris aún soporta. Hasta donde pude averiguar, los paquetes SRV4 no pueden verse por el sistema IPS de OpenSolaris, y la multiplicidad de formatos en una sola máquina puede terminar siendo, según mi experiencia, un dolor de cabeza. La creación Mozilla Prism que mencioné antes viene en otro formato, un tarball que extraje e hice funcionar desde el directorio de inicio.

Espero que esta fragmentación de paquetes mejore con el tiempo –la gestión de software de Solaris ha mejorado muchísimo sólo en el último año-, pero no va a resultar tan fácil solucionar el problema de las aplicaciones que no han sido portadas para funcionar con Solaris. En el momento en el que escribo esto, la pieza de software que primero me viene a la cabeza es Google Gears, el software para aplicaciones Web offline que Google acaba de sacar para su servicio GMail.

Como mencioné antes, se puede hacer funcionar el software Linux con el kernel Solaris si se utiliza la funcionalidad de contenedores autorizados por el sistema. Sin embargo, la funcionalidad no es fácil de configurar para las aplicaciones gráficas e implica: la creación de un tarball a partir de un sistema Linux existente; configurar un contenedor autorizado, completar con una dirección IP estática que esté unida a un adaptador de red específico (una propuesta que no fue muy bien recibida por los usuarios de portátiles que suelen cambiar con frecuencia de la conexión inalámbrica a la de cable); y configurar tu contenedor Linux y tu sistema host para permitir el avance de X sobre ssh.

Me gustaría ver cómo el proyecto OpenSolaris racionaliza el proceso de instalar y utilizar las aplicaciones Linux dentro de un contenedor autorizado, quizás haciendo barebones, instalaciones relativamente actualizadas de CentOS o Ubuntu a través de los repositorios que tiene OpenSolaris para ese propósito, y convirtiendo la recién introducida red de virtualización Crossbow de la plataforma en una herramienta que brinde a los contenedores Linux una red de conectividad que sea lo más transparente posible.

Lea también :