En 2015 el tiempo se detendrá durante un segundo: ¿nuevo efecto 2.000 a la vista?

CienciaInnovación

La rotación de la Tierra, inexorablemente, se ralentiza de manera prácticamente imperceptible, desde luego nosotros no podemos percibirlo si no es mediante precisos instrumentos. Y es por ello que este año, cuando llegue el 30 de junio podremos decir que habrá un segundo que se añadirá a la cuenta del tiempo que efectúan los relojes atómicos que regulan el horario mundial.

La noche del 30 de junio de 2015 pasará a la Historia porque los relojes atómicos detendrán su marcha durante un segundo cuando den las 23:59:59. Casi podría decirse que existirá la hora 23:49:60 antes de que dé paso a las 0:00:00.

De hecho, literalmente, el Observatorio de París ha comunicado la secuencia de segundos que tendrá lugar en tan crucial momento para que los relojes atómicos puedan continuar su medición del tiempo correctamente sincronizados, con esta secuencia:

2015 June 30,     23h 59m 59s
2015 June 30,     23h 59m 60s
2015 July  1,      0h  0m  0s

Esta semana ha sido anunciado este evento por parte del Observatorio de Paris, donde reside el Centro de Observación Terrestre, con el fin de mantener sincronizados los relojes terrestres con respecto al tiempo real astronómico, dada la ralentización de la rotación de la Tierra. Pero aunque para el común de los mortales este segundo de pausa pasará desapercibido, quienes podrían tener algún problema son los sistemas informáticos. Dado que habrá un segundo que “no existirá” algunos expertos vaticinan la posibilidad de algún fallo al estilo del famoso “efecto 2.000” que hace 15 años se detectó que podía dar lugar a errores cuando los sistemas informáticos no discriminasen las dos primeras cifras del año y en lugar de actualizar tras la media noche del 31 de diciembre la fecha a 2000 lo hicieran a 1900.

Ahora ese segundo añadido podría ocasionar algún fallo que no tuvo lugar cuando se añadió un segundo, en 1972, un momento en el que los ordenadores que había en el planeta casi podían contarse con la palma de la mano.

El problema de fondo es que la ralentización de la rotación del planeta no puede predecirse puesto que depende de diversos fenómenos naturales como grandes terremotos, mareas oceánicas o incluso alteraciones meteorológicas.

En 2012 tuvo lugar la última adición de un segundo y ya entonces algunas plataformas web como Foursquare, Reddit o LinkedIn experimentaron diversos problemas. Ahora la gran mayoría han previsto esta situación, de hecho Google ya ha anunciado que están listos para este evento y su método ha sido fragmentar ese segundo adicional en milisegundos que quedarán “repartidos” a lo largo del resto del día a fin de que los usuarios no experimenten ninguna interrupción en sus servicios.

vINQulo

Observatorio de París

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor