35 años de cárcel para el responsable de la mayor filtración de Wikileaks

Empresas

La acusación buscaba una pena superior a 60 años que fuera ejemplar para evitar actuaciones similares.

La justicia militar estadounidense ha condenado a 35 años de prisión al joven soldado Bradley Manning, responsable de la mayor filtración de documentos clasificados de la historia.

El soldado, de 25 años, se enfrentaba a 90 años de cárcel por acusaciones de robo, fraude informático y violación de la Ley de Espionaje. Fue absuelto de la acusación más grave, la de ayuda al enemigo, que podría haber elevado la condena a cadena perpetua.

La imputación buscaba así una pena ejemplar que evitara a otros soldados la tentación de publicar documentos de alto secreto.

Finalmente, y con la posibilidad de apelar la sentencia, serán 35 años los que Manning pase entre rejas. Una vez cumplido el tercio de la condena podrá pedir la condicional.

El capitán Joe Morrow, en representación de la armada estadounidense, pidió una pena mínima de 60 años alegando que sus actos habían puesto en peligro relaciones diplomáticas y vidas humanas. Como recoge Europa Press, la defensa solicitó una pena no superior a los 25 años para que el joven pudiera tener un futuro.

La publicación de los cables a través de Wikileaks en noviembre de 2010 hizo tambalear las altas esferas diplomáticas estadounidenses. Entre las filtraciones destaca el vídeo que muestra a soldados estadounidenses disparando a civiles y periodistas en Irak desde un helicóptero que causó gran conmoción.

En febrero Manning dijo que con su actuación buscaba generar un debate en la sociedad sobre el modus operandi de EEUU. Más recientemente ha pedido perdón por el daño causado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor