A fondo: ¿Se ha equivocado Lenovo al no abandonar los teléfonos móviles?

EmpresasMercados Financieros

El negocio móvil le reportó a Lenovo ventas por valor de 2.200 millones de dólares durante su último trimestre, tras caer un 23 %.

Los resultados no están acompañando a Lenovo. Durante el tercer trimestre de su ejercicio fiscal 2016/2017, la compañía china ha ingresado 12.200 millones de dólares, con ingresos netos de únicamente 98 millones. Esto implica una caída interanual del 6 % en ingresos y del 67 % en ingresos netos. A la hora de valorar sus propios números, Lenovo explica que se ha enfrentado a “desafíos considerables en sus tres principales líneas de negocio”, la de centro de datos, la de ordenadores más dispositivos inteligentes y la de terminales móviles. Y añade que se trata justo de “tres industrias que, según los informes de los analistas, siguieron experimentando un lento crecimiento o ningún crecimiento durante el trimestre terminado el 31 de diciembre de 2016”. Esto es, el Q3 de Lenovo.

Por ejemplo, las ventas del grupo de Data Center, que engloba servidores, almacenamiento, software y servicios, se resintieron hasta caer un 20 %. Se han quedado en 1.100 millones de dólares. Mejor le ha ido al negocio de PC y Smart Devices, que tiene en cuenta computadoras y tabletas. Lenovo domina el mercado PC con una cuota del 22,4 % tras vender 15,7 millones de ordenadores en el último trimestre y rendir mejor que la industria en su conjunto. “A pesar de las incertidumbres macroeconómicas en curso”, destaca Yang Yuanqing, presidente y CEO de Lenovo, la compañía “nuestro negocio de PC sigue siendo fuerte, nuestro negocio de Mobile ha hecho un progreso constante, y nuestro negocio de Data Center ahora tiene un plan de mejora clara en práctica”. El máximo directivo de Lenovo espera recuperar el equilibrio, “aunque se necesita tiempo”.

Observadores externos opinan que Lenovo se equivoca en su empeño de continuar en el mercado móvil. “Descartar la desinversión del negocio de teléfonos móviles es insensato”, determina Kamel Mellahi profesor de Gestión Estratégica en la Warwick Business School. Mellahi cree que debería haberse salido de este negocio. “La decisión arriesga a Lenovo a quedar bloqueada en una forma de proceder independientemente de las pruebas. Lenovo se enfrentará a un montón de viento en contra durante los próximos meses y no hay indicios de que esto vaya a cambiar en el corto y mediano plazo”, dice. “Una cosa es segura: Lenovo se enfrenta a un camino lleno de baches en el negocio de teléfonos móviles”. Y es que si bien “el entorno macroeconómico es un desafío y los precios de los componentes clave se han disparado”, reconoce este analista, ambos son “factores externos” que “no deberían distraer a Lenovo del hecho de que, desde la compra del negocio de teléfonos móviles de Motorola en 2014, no se ha posicionado eficazmente para competir en el sector”.

Mientras, “recién llegados a la industria están compitiendo con jugadores establecidos como Lenovo con alternativas más asequibles de alta calidad”, advierte Kamel Mellahi. Los resultados del negocio Mobile de Lenovo para el tercer trimestre de su ejercicio 2016/2017 muestran ventas de 2.200 millones de dólares. Esto supone un descenso del 23 % respecto al tercer trimestre del ejercicio anterior. Pero también implica una subida secuencial del 7 % gracias al comportamiento de los mercados maduros. En total ha vendido 15 millones de smartphones de las marcas Lenovo y Moto. Ahora habrá que observar cómo sigue evolucionando este segmento. Habrá que ver si el plan de Lenovo demuestra ser efectivo. O si los más escépticos están en lo cierto y el gigante chino debería haber renunciado a competir en móviles.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor