Apple: “haremos un dispositivo médico, pero no será el Apple Watch”

InnovaciónWearables
0 0 No hay comentarios

Una cosa es la monitorización deportiva y la complementariedad con el smartphone a efectos de alertas y notificaciones pero otra cosa es el estricto seguimiento de la salud del portador de u dispositivo inteligente de los denominados wearables o vestibles. En Cupertino parecen tener claro que concentrarlo todo en un único dispositivo quizá no sea la mejor de las ideas y por eso nos dejan claro que quizá además del reloj también lleguen a desarrollar una pulsera inteligente más enfocada a la cuestión sanitaria.

Lo ha confirmado el propio Tim Cook en una entrevista al asegurar que “Apple podría desarrollar un dispositivo dedicado a la monitorización médica pero no será el Apple Watch“, lo que no ha tardado en desatar todos los rumores en torno a posibles futuros nuevos wearables o dispositivos inteligentes vestibles con el logotipo de la manzana mordida.

Según explica el CEO de Apple la Administración Federal de Alimentación y Medicamentos (FDA) exige una serie de restricciones a este tipo de dispositivos que recogerían datos de la salud de los usuarios que obligarían a que el ciclo de producción del Apple Watch fuese incompatible con dichas exigencias. Es decir, que estas prestaciones no parece que vayan a poder ser implementadas en una futura versión del Apple Watch que pudiera aparecer a corto plazo.

Pero esos impedimentos no significan que en Apple no estén dispuestos a desarrollar dispositivos inteligentes específicamente dedicados a estos fines de seguimiento de parámetros de salud. De hecho Cook explica que una vez que en Apple no son partidarios de someter los ciclos de producción de su smartwatch a la FDA no les importaría añadir un accesorio al propio Apple Watch que pudiera cumplir esas funciones, pero intentar añadirlos al propio reloj retrasaría el proceso de innovación de Cupertino para este dispositivo.

No ofrece demasiadas pistas (incluso cita la posibilidad de que sea una app la que se encargue de este cometido) pero caben otras dos posibilidades.

Por un lado hay que recordar que oculto en la parte donde se engarza la correa del Apple Watch hay un pequeño puerto de conexión que permitiría la llegada de la información procedente de sensores específicos integrados en una correa especial. El usuario podría adquirir ese producto opcionalmente (y Cupertino seguiría haciendo caja) de forma que dicha correa fuese la que añada información de tipo sanitaria, con un ciclo de desarrollo completamente independiente del que se lleve a cabo sobre el smartwatch.

La otra posibilidad es que directamente Apple desarrolle una pulsera específica de seguimiento de parámetros médicos (más allá del pulsómetro podría medir tensión arterial, niveles de glucosa, de hidratación…) completamente independiente de Apple Watch, un dispositivos que por seguir con la nomenclatura podría denominarse Apple Band.

Son esos sensores, añadidos al pulsómetro que ya incluye el reloj inteligente de la casa, los que necesitarían de una acreditación especial por parte de la FDA por el tratamiento que se haría de los datos recogidos del usuario.

vINQulo

The Telegraph

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor