Cognitivo, querido Watson

CienciaCloudInnovación

Unos 2.000 asistentes llenaron la sesión plenaria de la Watson Summit 2007, el encuentro anual que organiza en España IBM, en esta ocasión volcada en la Inteligencia Artificial y las soluciones cognitivas.

El futuro está aquí. El impacto de la inteligencia artificial, el Internet de las Cosas, las tecnologías cognitivas y los sistemas blockchain ya son una realidad en múltiples escenarios de la vida real, como se encargó IBM de mostrar en su área de soluciones dentro de la Watson Summit. Así, según afirmó Marta Martínez, presidenta de IBM España, “la plataforma cloud y las soluciones cognitivas suponen ya un 45% de nuestros ingresos mundiales, creciendo a un ritmo del 10% cuatrimestre a cuatrimestre, lo que equivale a 15.000 millones de dólares en los últimos doce meses”.

IBM-Watson-Summit

Bluemix y Watson son pues las estrellas de esta edición, presentes en el 60% del Ibex35, donde se mencionaron diversos proyectos reales y en producción, como los de BBVA que persigue transformar su banco en un proveedor universal de productos como Amazon o Google a través de la nube; el Santander para su negocio asegurador que emplea un asistente virtual con la información comercial para sus propias oficinas bancarias; Ferrovial que utiliza Watson IoT para la gestión de activos en sus múltiples infraestructuras y quince ciudades inteligentes; Telefónica para reducir un 40% los gastos de personal en todas sus filiales automatizando servicios compartidos.

“Estamos en el punto de inflexión, cogiendo fuerza y relevancia, listos para apretar el botón de play. Las tecnologías implicadas ya están maduras y han dejado de ser marginales, se aplican en sus modelos de negocio. El reto quizás sea más de las personas, porque exige cambiar la cultura de la empresa para integrarlo en los procesos internos”, añadió la presidenta de IBM España. “Abertis, Caixabank, Endesa, Repsol, OHL… Hasta la Agencia Tributaria ha sido capaz de reducir el número de consultas semanales en un 60% a través de un asistente virtual interactivo, liberando así de esta tarea a los inspectores”.

IBM está en la tarea de crear una nueva arquitectura escalable, robusta y segura que gire alrededor del dato y tenga las capacidades cognitivas incorporadas de manera nativas para poder extraer todo su valor, capaz de integrar tanto los estándares presentes como los que lleguen. “Ese es nuestro imperativo estratégico actual”, aseguraba Marta Martínez. “Si tuviera que elegir un ámbito de la vida real donde las soluciones cognitivas tendrán un impacto más grande, destacaría el de la salud, pues ayudarán definitivamente a encontrar una cura al cáncer y otras enfermedades”.

IBM-Watson-Summit

Como cada otoño por estas fechas, desde 2010, IBM organiza su evento donde reúne a clientes y socios para repasar todo su catálogo de soluciones. Las tecnologías basadas en inteligencia artificial y machine learning ya están rodadas, según afirmaba Marta Martínez, en 2017 hasta 1.000 millones de personas han usado Watson sabiéndolo o sin saberlo. “En 2009, a punto de cumplir un siglo, IBM se dedicaba a la venta de hardware, software y servicios. Solo ocho años después, somos una plataforma cloud que aloja soluciones cognitivas. Una nueva era no surge por lo que la tecnología puede hacer por nosotros, sino por lo que nosotros podemos hacer con ella”. Y añade: “es el momento de las personas y tomar el liderazgo, de aplicar la capacidad de decidir, de hacer y demostrar”.

Construir, superar y confiar

Hay dos tipos de innovación: la incremental y la disruptiva, según expuso Rafael del Pino, presidente de Ferrovial, en la sesión plenaria en el Palacio de Congresos de Madrid. “La innovación incremental la aplicamos a cada unidad de negocio: sensores de olor para la recogida de basura en verano, análisis predictivo de la congestión de tráfico para atraer coches hacia las radiales. La innovación disruptiva es la que debemos aplicar a los modelos de negocio. Nos gustaría ser más Uber que el conductor del coche, no vaya a ser que la próxima vez el concejal de limpieza contrate a través de su teléfono el servicio en vez de contar con una gestora intermediadora como somos nosotros”.

Las empresas deben aprender a trabajar con esta mentalidad y aplicar la innovación a todos los procesos, porque es la manera de marcar la diferencia en el mercado. “Si la organización no responde, no hacemos nada. En Ferrovial lo hacemos de arriba abajo y de abajo a arriba. Así, tenemos instituidos unos premios internos donde los equipos proponen sus ideas, los seleccionados reciben el apoyo de la Dirección para llevarla a cabo, ideas de todo tipo, por ejemplo cómo extraer energía de las pisadas para producir electricidad en zonas de mucho tránsito como terminales de aeropuertos o andenes de tren. Y también al revés, organizamos varios viajes a Standford y Silicon Valley y el Consejo se convenció que la disrupción está allí y ordenó que se estudiase entonces el impacto de los coches autónomos en la movilidad de las ciudades”.

IBM-Watson-Summit

En el turno de Bernardo Quinn, director global de Recursos Humanos de Telefónica, también se expuso un ejemplo para explicar qué entendemos por escalabilidad: “Con un ritmo lineal, es fácil anticiparnos: imaginamos dar 30 pasos de un metro y vislumbramos de dónde a donde nos movemos; pero si aplicamos un ritmo exponencial, es más difícil predecir dónde acabaríamos; por ejemplo, en este ejemplo, si damos un paso de un metro, otro de dos metros, otro de cuatro, otro de ocho… cuando hayamos dado 30 pasos, ¡habremos completado 26 vueltas a la Tierra!”.

Por eso antes que apostar por el propio puesto de trabajo, ya que dentro de diez años la mayoría no van a existir como hoy los conocemos, hay que apostar más por la empleabilidad de las personas, a través del aprendizaje continuo, la flexibilidad en la gestión del cambio y la adopción de nuevas tecnologías. “Lo que diferencia a una compañía de otra son las cosas que ocurren, y eso depende de las personas, no del dinero, de las herramientas o de las teorías estratégicas, que están disponibles por igual para todos”.

La seguridad es otro elemento fundamental. Según se comentó, IBM registra 35.000 millones de eventos maliciosos diarios, por eso tiene que haber en cada estrategia de transformación digital una política de seguridad. La confianza será una ventaja competitiva, y será muy importante la transparencia, explicar cómo y cuándo utilizamos los datos y la inteligencia artificial.

El amor fosilizado

Existe la idea de que para conocer el futuro hay que conocer el pasado, pero la cosa no es tan sencilla. Desde luego, hubo un antes y un después desde que Charles Darwin publicó El Origen de las Especies en 1859, ahora tenemos la conciencia de que todas las criaturas estamos emparentadas de alguna manera, y que el planeta no os pertenece. “Las personas no somos, estamos siendo. Si no podemos saber a dónde vamos, por lo menos podemos conocer de dónde venimos”, contaba el paleontólogo Ignacio Martínez Mendizábal, coordinador del Área de Evolución Humana y Comportamiento de la Universidad Complutense de Madrid.

IBM-Watson-Summit

El científico nos detalló tres jalones fundamentales en la evolución humana. Durante 5 millones de años, fuimos monos. Vivíamos en los bosques de Etiopía, Kenia y Tanzania, hasta que nos sobrevino un brusco cambio climático, hace 800.000 años hubo que ponerse las pilas. A alguien se le ocurrió una feliz idea, donde otros veían sólo una piedra, él o ella sacó un cuchillo para cortar la carne y curtir la piel de los animales. “Figuraos, imaginarse algo que no habéis visto nunca… Hay que ser rebelde e inconformista. ¡Somos el único primate volador!”.

La siguiente escena ocurre en la Sima de los Huesos, en Atapuerca (Burgos), donde Mendizábal lleva 34 años rascando las paredes. En un metro cuadrado del yacimiento hay más información que en todas las vitrinas y expositores juntos de todos los museos europeos. “Es tan espectacular, que es raro que no esté en Bilbao”, bromea. “Pero hace medio millón de años, vivió una niña que murió a los doce años, lo sabemos por su cráneo. Tras reconstruirlo, comprobamos que tenía una patología deforme… ¡No fue rechazada al nacer! En la Naturaleza nadie invierte en una criatura tarada que no va a llegar muy lejos. Pero estos homínidos que habitaban la cueva ya alumbraban lo mejor del ser humano. Incluso sin saber curar, nos queremos tanto en vida que prolongamos ese amor después de la muerte. Amor fosilizado, en el primer santuario de la humanidad”.

El tercer momento crítico de esta aventura ocurre hace unos 14.000 años, cuando se produjo el primer encuentro entre neandertales y cromañones. “Veníamos pintados y llenos de adornos, nos moríamos por ser guapos. Eso dura hasta nuestros días, incluso con la ropa interior; yo no sé qué va a pasar hoy, pero por si acaso llevo mis gayumbos favoritos. Y la belleza alienta el mundo de las ideas y del arte. Entonces alguien en Altamira inventa el primer Powerpoint, para enseñar las ideas que tiene dentro de su cabeza las saca y las pinta en la pared, de ahí parten las nociones de clan, de patria, de pueblo elegido… capaces de disputar las estrellas a los propios dioses”.

Criaturas que trabajan en equipo, que cooperan y que se especializan, que saben elegir, empujados por el amor antes y después, elevados hasta el cielo, para explorar con audacia lo desconocido, hasta alcanzar lugares donde nadie antes ha podido llegar. “Y ya que sabemos quiénes somos, podemos intuir a dónde vamos. El futuro: la última frontera”.