“La cuestión no debe ser enfocada como un enfrentamiento entre dos bandos”

Empresas

La ministra de Cultura permanece en su puesto, a pesar de las voces que reclaman su dimisión.

A los internautas se ha sumado el Partido Popular, que reclama ahora también la dimisión de la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, por la actuación del ministerio en la creación de la norma que regulará el acceso a Internet.
El Gobierno ha dejado claro, en palabras de la vicepresidenta primera y portavoz, María Teresa Fernández de la Vega, que “la ministra está trabajando y seguirá trabajando”, como ha señalado inquirida por la prensa en la rueda de prensa posterior al Congreso de Ministros.

“Ya he dicho todo lo que tenía que decir”, añadió cuando los medios señalaron las filtraciones del entorno de Sinde que apuntan hacia un descontento de la ministra tras las declaraciones de Zapatero desautorizando los cortes de red.

Fernández de la Vega ha dejado claro que la iniciativa no es un asunto limitado a González Sinde, sino que es algo en lo que trabaja todo el Gobierno. “La cuestión no debe ser enfocada como un enfrentamiento entre dos bandos”, ha señalado, indicando que se escucharán a todas las partes para conseguir una solución que respete los derechos de todos.

“El Gobierno es sensible a las reinvidicaciones de los creadores y de los internautas”, ha reconocido de la Vega, que ha recordado que la reforma “está aún en fase de anteproyecto” lo que permitirá que todos aporten sus opiniones y sus visiones ante la problemática. Hay que buscar “una forma más eficaz y garantista” de proteger los derechos de todos.

El objetivo del Gobierno es que “la solución que adoptemos en España sea aceptada” por todos, que responda a los intereses de todos. “El debate es bueno, siempre nos aporta luz. Vamos a seguir debatiendo”, ha añadido.

España asumirá en breve la presidencia europea, en la que las TIC tendrán un papel muy importante y los derechos en red serán uno de los temas a tratar. De la Vega ha defendido que es lógico y “razonable armonizar posiciones y fijar puntos comunes”.
Los documentos de la polémica: el anteproyecto de ley  y el manifiesto de la industria multimedia.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor