Google está negociando con Verizon y Sprint

EmpresasOperadoresRedes

Las operadoras de EEUU podrían incorporar en sus teléfonos móviles, además de programas y servicios, un sistema operativo del gigante de Internet.

La noticia de ayer de que Google está cerca de cerrar una fecha para su irrupción en el mercado de las aplicaciones para la telefonía móvil ha convulsionado a todo el sector de las telecomunicaciones. Y en el día despúes de las declaraciones del buscador por antonomasia, The Wall Street Journal afirma que la compañía se encuentra en avanzadas conversaciones con dos grandes operadoras de teléfono de EEUU, Verizon Wireless y Sprint Nextel, para distribuir en sus teléfonos móviles, además de sus servicios y programas, un nuevo sistema operativo marca Google.
Google necesita a los operadores de conexión inalámbrica, y ellos se tiran los pelos por poder ofertar a sus usuarios las aplicaciones que se espera que la compañía estadounidense anuncie en los próximos 15 días. Unos quieren entrar en un sector para ampliar si cabe su mercado y ofrecer sus servicios en otro tipo de soporte; los otros, mientras, podrían vender sus teléfonos móviles más baratos ya que las tasas y licencias del software de Google serían más baratas que las propias de la industria.
Las negociaciones, no obstante, no van a resultar nada sencillas, ya que, hasta ahora, la compañía estadounidense se ha encontrado con un muro cada vez que ha llamado a la puerta de la industria del ‘wireless’ para avanzar en sus planes sobre la telefonía móvil.
Verizon Wireless (segunda compañía más grande de telecomunicaciones en EEUU), una ‘joint venture’ de Verizon y Vodafone, y Sprint Nextel (tercera), parece ser que son las compañías en mejor posición para llegar a un acuerdo con el recién llegado.
Una alianza Verizon-Google resultaría chocante dado las relaciones que han mantenido recientemente ambas compañías. Verizon ha tratado de impedir con todas sus fuerzas los intentos de Google de abrir sus conexiones inalámbricas para más servicios, llevando el asunto incluso a la Federation Communications Commission (FCC), si bien la pasada semana Verizon retiró los cargos. Un portavozde la compañía negó cualquier vínculo entre esta ‘retirada’ y un supuesto acuerdo con Google.
Mientras tanto, Google ya trabaja con Sprint en programas para dispositivos que cuentan con las nuevas conexiones WiMAX que Sprint está fabricando. Y a la compañía de telecomunicaciones no le vendría nada mal un acuerdo con Google con el que relanzar su cuota de mercado.
Pero no existen garantías de que Google vaya a cerrar ningún acuerdo con alguno de los grandes operadores, y éstos, por su parte, se muestran cautos ante la llegada de otro gigante a la publicidad móvil, ya que no desean que se les deje fuera de los beneficios de la publicidad tal y como ha pasado con Internet.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor