HTC quiere su propio sistema operativo móvil

MovilidadProveedor de ServiciosProyectosSO MóvilesSoftware

La presidenta de la compañía, Cher Wang, ha confirmado que se están barajando opciones. Los dos nombres más comentados para sustituir a Android en los dispositivos de la marca taiwanesa son webOS y MeeGo.

¿Malos tiempos para Android? HTC ha dejado caer que está considerando la posibilidad de comprar un sistema operativo móvil propio con el que entrar en competencia directa con su hasta ahora socio: Google.

La decisión de la compañía taiwanesa vendría en parte motivada por la reciente adquisición de Motorola Mobility. Una adquisición que protege a los fabricantes de productos Android con una amplia cartera de patentes pero que, al mismo tiempo, permite a Google meterse de lleno en el negocio del desarrollo de hardware.

    Según Cher Wang, HTC juega con la ventaja de su interfaz de usuario Sense
Según Cher Wang, HTC juega con la ventaja de su interfaz de usuario Sense

“Lo hemos pensado y discutido internamente”, ha admitido la presidenta de HTC, Cher Wang, según recoge el Focus Taiwan News Channel.

Wang considera que su empresa parte con la ventaja de ser única y poder utilizar “cualquier sistema operativo que queramos. Somos capaces de diferenciarnos de nuestros rivales en la segunda o tercera capa de la plataforma”, dice en referencia a la interfaz de usuario Sense.

“Nuestra fuerza radica en entender la naturaleza de los sistemas operativos, pero esto no significa que tengamos que producir uno”. Y es que la directiva también ha querido dejar claro que, a pesar de estar barajando opciones, “no actuaremos por impulso”.

La elección obvia sería webOS, una plataforma con la que Hewlett-Packard está dispuesta a comerciar tras el anuncio de la reestructuración de sus distintas divisiones de negocio. Junto al software, HTC compraría las patentes de Palm y podría reforzar su lucha legal con Apple por violación de copyright.

Otra opción que ya se rumorea es MeeGo. La plataforma desarrollada conjuntamente por Nokia e Intel se quedó huérfana a principios de año cuando los finlandeses decidieron abandonar el proyecto en favor de Microsoft y su Windows Phone.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor