La crisis no perdona y el hipersector TIC factura un 5% menos que hace un año

EmpresasMercados Financieros

Durante 2011 se han obtenido 85.073 millones de euros, se han reducido las importaciones y las inversiones en investigación, y la fuerza laboral ha caído hasta los 386.000 empleados.

La Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales (AMETIC) ha presentado una vez más los datos anuales del Hipersector en España. Y lo hace con resultados un tanto amargos. Durante 2011 se han facturado un total de 85.073 millones de euros, lo que supone un descenso del 5% respecto a las cifras de 2010, y se han obtenido ingresos de 72.110 millones de euros, un 2% menos.

Esta caída va acorde con el balance negativo de todos y cada uno de los sectores que conforman el marco hipersectorial, aspecto en el que han patinado con especial estruendo el segmento de la electrónica de consumo (-23%) y el mercado de los componentes electrónicos (-16%). O, en palabras del presidente de AMETIC, Jesús Banegas, estos datos “son un reflejo del nivel general de actividad económica en el país” que vive azotado por la crisis.

Hoy por hoy hay 386.000 personas empleadas en el Hipersector, lo que significa una caída del 1% interanual. Este contexto también se han reducido las inversiones en I+D+I, que han sido de 8.047 millones de euros o un 13% menores. Y, aunque las exportaciones han conseguido mantener el tipo, el nivel de importaciones ha descendido un 11%.

Por sectores, los servicios de telecomunicación han alcanzado una cifra de negocio de 40.185 millones de euros, con una notable representación de los servicios móviles (43%) y de los portadores y fijos (32%). Mientras, las denominadas Tecnologías de la Información sólo han aportado 16.089 millones de euros, debido a la ralentización del mercado de micrordenadores, y las industrias de telecomunicación se quedaron en los 3.883 millones de euros, afectadas por la fuerte disminución de las inversiones y la caída de los precios.

El mercado de teléfonos móviles, donde siguen reinando los smatphones, se ha dejado un 10% tras el aumento del tiempo medio de renovación de terminales. La electrónica profesional ha descendido hasta los 1.814 millones de euros (-9%). Y dentro de los contenidos digitales, que han ingresado10.438 millones de euros, los más novedosos como Internet, e-learning y contenidos para móviles no han podido contrarrestar el comportamiento de los tradicionales (cine y música) ni tampoco la importante caída del segmento de videojuegos.

Aún así, hay factores positivos a considerar: “la producción positiva, el valor añadido nacional que ha aumentado su participación en la formación del PIB o el hecho de que las exportaciones se hayan  mantenido, así como el empleo”, repasa Banegas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor