La privacidad de datos y la ciberseguridad, prioridades de Microsoft en 2018

Empresas

2017 ha sido un año crítico en ciberseguridad. Para evitar una repetición, Microsoft continuará invirtiendo fuertemente en inteligencia artificial (IA) pero con atención al efecto de la IA en el mercado laboral.

Microsoft ha publicado su lista de los principales problemas tecnológicos que la compañía abordará en 2018. Entre ellos se encuentra la privacidad de los datos, una causa que ha llevado al equipo legal de los de Redmond hasta el Tribunal Supremo de EEUU.

Los abogados de Microsoft declararán ante el Tribunal Supremo para discutir el problema relacionado con los datos almacenados en servidores operados por Microsoft en países extranjeros.

Las empresas en la nube con sede en EEUU no son las únicas que siguen de cerca este caso. Antes de que el Reglamento General de Protección de Datos de la UE (GDPR) entre en vigor el 25 de mayo de 2018, los legisladores europeos han expresado su preocupación por este litigio.

“Los reguladores de privacidad de la UE han catalogado nuestro caso sobre la información almacenada en servidores en Irlanda como una interferencia con la soberanía territorial de un Estado miembro de la UE”, han apuntado los autores de la lista de las prioridades de Microsoft para 2018, Brad Smith, presidente y jefe legal de Microsoft; y Carol Ann Browne, directora de comunicaciones ejecutivas de la compañía.

Esta preocupación ha llevado a la UE a incluir una disposición en el GDPR para “exigir que los gobiernos respeten las fronteras y trabajen según los acuerdos internacionales en lugar de actuar unilateralmente”, han apuntado Smith y Browne.

El GDPR es un conjunto de estrictas normas de privacidad y seguridad de datos que afectará a las empresas que procesan y almacenan datos de usuarios que pertenecen a la UE, en particular, información personal identificable. Las reglas se aplican a las empresas con sede fuera de la UE si poseen o gestionan los datos de los ciudadanos comunitarios. El incumplimiento puede conllevar multas de hasta el 4% de los ingresos globales de una compañía.

Otro problema importante en el que Microsoft se volcará este año es la seguridad. 2017 ha sido un año crítico en ciberseguridad. Con la esperanza de evitar una repetición en 2018, el gigante del software continuará invirtiendo fuertemente en inteligencia artificial (IA), aunque prestará mucha atención al efecto de la IA en el mercado laboral y la preocupación que despierta entre los trabajadores.

Entre las prioridades de la compañía también estarán reducir la brecha digital para las comunidades rurales, la diversidad, la sostenibilidad, la neutralidad de la red, la globalización del sector de TI y la enseñanza de la programación y la informática en los colegios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor