Las expectativas para 2012 hunden las acciones de Netflix

Empresas

Los analistas son escépticos sobre el futuro de la compañía y aseguran que el negocio “no será tan lucrativo como creen”.

Las acciones de la compañía han caído hasta su máximo anual, justo un día después de que se anunciase una su intención de recaudar 400 millones de dólares en efectivo con la venta de bonos y acciones. La compañía ha mostrado recientemente su preocupación por el nivel de efectivo y ha reiterado que obtendría pérdidas para 2012.

Netflix registrará pérdidas para 2012 motivadas por unos ingresos estancados y una creciente inversión en sus negocios internacionales. La compañía ha admitido que sus ingresos serán planos hasta que la base de abonados crezca, algo de lo que los analistas no están demasiado seguros.

Y es que la compañía perdió un gran número de suscriptores por varias razones: la subida de precios de los servicios (hasta un 60%), la creciente competencia y el anuncio de la separación del negocio de DVD, después anulado.

La compañía ve aumentar sus problemas en la medida que sus acciones se van debilitando. Hoy han registrado la mayor caída anual. Las acciones han caído hasta 7 puntos y en lo que va de año han decrecido n 63%.

Algunos analistas consideran que con la venta de títulos por valor de 400 millones de dólares y bonos convertibles, la compañía verá caer más las acciones, sin embargo, la inyección de capital puede ser positiva para recuperar la confianza. “Refuerza la hoja de balance y su flexibilidad financiera”, asegura un analista a The Wall Street Journal.

Un portavoz de Netflix, Steve Swasey, ha asegurado que su compañía no tiene una necesidad urgente de más dinero, pero ha admitido que una inyección podría beneficiarla. “Siempre es bueno tener más dinero del que se necesita”, ha asegurado. En esta línea, Swasey ha querido poner de manifiesto que las cancelaciones de abonados han disminuido, dejando entrever que la base de suscriptores subirá en los próximos meses.

Pero los analistas son escépticos sobre el futuro de Netflix y de la viabilidad de la propia industria de contenidos en DVD y streaming. Para Tony Wible, de Janney Capital Markets, la falta de rentabilidad de la compañía sugiere que “este negocio podría no ser tan lucrativo como algunos creen”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor