Grandes empresas gastan de media 490.000 euros para recuperarse de un fallo de seguridad

EmpresasSeguridadVirus

Las brechas de seguridad más caras son el fraude de empleados, el ciberespionaje, las intrusiones en la red y los fallos de terceros.

La vulneración de los sistemas de seguridad de TI ocasiona múltiples problemas en los negocios.

Las empresas se ven obligadas a gastar más en servicios profesionales, como expertos TI externos, abogados o consultores, y ganan menos a causa de las oportunidades de negocio perdidas y el tiempo de inactividad.

Tras un fallo de seguridad, la mayoría de las empresas termina asignando un presupuesto para afrontar las amenazas. En el caso de las grandes empresas este suele rondar los 61.000 euros y en las pymes los 7.000 euros, según el último informe sobre riesgos corporativos de seguridad TI elaborado por Kaspersky Lab.

Las brechas de seguridad más caras son el fraude de empleados, el ciberespionaje, las intrusiones en la red y los fallos de terceros.

Por otro lado, los fallos de seguridad graves más frecuentes se deben a ataques de malware, phishing, fugas de datos por parte de los empleados y software vulnerable.

El presupuesto medio que se necesita para recuperarse de un fallo de seguridad es de 490.000 euros en el caso de las grandes empresas y de 33.700 euros para las pymes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor