Las redes sociales no sólo enganchan usuarios, también trabajadores

Empresas

Twitter, LinkedIn y Facebook han sido nombradas como mejores empresas tecnológicas para trabajar en 2014, mientras que las veteranas como Apple parecen perder encanto.

¿Dónde se trabaja más a gusto: en una pequeña oficina, en una gran corporación o en un ambiente intermedio? Quienes forman parte de la segunda categoría de empresas nombrada parecen tenerlo bastante claro, ya que son los que más positivos responden a la hora de mostrar su satisfacción, gracias a incentivos que van más allá del puro factor económico, como la formación recibida, la movilidad geográfica y los beneficios sociales que entran dentro de las cláusulas de sus contratos.

Por eso es cada vez más importante, desde el punto de vista del empleador, pensar en ofrecer perks o seguir algún que otro consejo que contribuyan a contener las fugas de cerebros. También es un dato que explica por qué ciertas compañías como las tecnológicas, que necesitan innovar para seguir vivas y que tienden a convertirse en auténticos gigantes, copan las listas de mejores opciones para trabajar, a juicio de los propios empleados.

Una de estas listas, que va cogiendo solera, es Employees’ Choice Awards de la web Glassdoor.com. Desde hace seis años esta página se dedica a recoger las opiniones anónimas que las personas tienen de las propias compañías en las que trabajan, para bien o para mal, conformando una visión más o menos aproximada de lo que tiene que ser desempeñar una carrera profesional en cada una de las firmas valoradas. Y es que, ¿quién va a conocer mejor qué significa trabajar en una determinada organización que alguien que lo ha vivido en sus propias carnes? ¿y quién podría tener una experiencia más cercana y más imparcial?

Employees’ Choice Awards se materializa así como una selección de los 50 lugares más propicios para trabajar o el medio centenar que mejor se posiciona de cara al próximo año, en este caso 2014 y con varias sorpresas en los nombres tech clasificados, en base a lo sucedido los doce meses anteriores. Y, aunque el ranking publicado por Glasdoor.com se refiere a compañías de Estados Unidos, el hecho de que muchos de los grandes referentes tecnológicos hayan nacido en ese país permite “universalizarla” de alguna manera.

Twitter, de la nada al número uno

Tras tres años posicionándose como la empresa tecnológica más valorada y a pesar de haber liderado la lista general en dos de esas ocasiones, Facebook ya no debería ser la primera opción para aquellos que ambicionan con recalar en la madre de todas las empresas. El título de calidad laboral insuperable le ha sido arrebatado por la consultora Bain & Company a nivel global y por la plataforma de microblogging Twitter en el panorama tecnológico. De hecho, el invento de Mark Zuckerberg ni siquiera atesora la segunda mejor valoración tecnológica, sino que es tercera por detrás de LinkedIn,

En este baile de posiciones llaman la atención varias cosas. Para empezar, se refleja el poderío del Social Media, ya que el top 3 de mejores lugares tecnológicos en los que estar empleado lo ocupan  las que quizás sean las redes sociales más paradigmáticas del momento, cada una en su temática de consumo o profesional. Además, Twitter y LinkedIn comparten valoración, 4,6 puntos sobre un total de 5 (Facebook baja de sus máximos 4,7 a los 4,5).

Y lo más asombroso de todo, la red del pajarito azul se ha colgado la medalla de mejor lugar para trabajar sin haber aparecido nunca antes en otras ediciones del Employees’ Choice Awards. Ha pasado de no ser ni nombrada a salir segunda en la lista completa para 2014. ¿Qué es lo que apoya esta ascensión fulgurante? Si hacemos caso a a algunas de las opiniones de sus trabajadores, se debe a que es un espacio “innovador, enriquecedor y divertido” donde hay “inspiración sin fin”, “los egos se dejan en la puerta” y existe “una oportunidad significativa para contribuir y aprender”. Las manera de su CEO, Dick Costolo, son aprobadas por un 97% de la plantilla.

¿Y Apple?

Es evidente que las redes sociales fascinan a sus empleados tanto como a sus usuarios, y la bonanza se rastrea en ambos lados. Pero Twitter, LinkedIn y Facebook no son las únicas firmas tecnológicas que han recibido una buena valoración, ni mucho menos. La mitad de los nombres que aparecen en la lista de Glasdoor.com son miembros de esta industria. Por encima del notable e intercalándose entre representantes de la agricultura, la energía y la alimentación, figuran Guidewire Software (4,5 puntos), Interactive Intelligence, Google y Orbitz (las tres con 4,3, aunque Google manteniéndose inamovible en la misma cifra que para 2013), Qualcomm (4,2), Slalom Consulting, Riverbed Technology e Intuit (las tres con 4,1), Gartner, MathWorks, Red Hat y Genentech (todas ellas con un 4).

El resto incluye nombres tan conocidos como Rackspace, Intel, eBay o SalesForce y se debate entre los 3,9 y los 3,8 puntos, que tampoco es una mala calificación si bien a algunos sólo les vale para perder fuelle en la clasificación. Ésa parece ser la historia de todo un referente como Apple que ha retrocedido un escalón respecto a la lista del año pasado y nada menos que veinticinco en comparación con la de hace dos, cuando se proclamó décima compañía favorita de aquellos empleados que quisieron dar su opinión. ¿Qué ha cambiado? Puede que la competencia sea más dura. O puede deberse exclusivamente a las condiciones de trabajo en Cupertino. Hay quien nombra los intensos horarios y la dificultad para mimar la vida privada como sus contras más destacados.

Las otras cinco empresas con perfil tecnológico que se han hecho un hueco de honor en esta interesante lista, que puedes consultar en mayor detalle en la página web de Glasdoor, son la proveedora de soluciones National Instruments, el sitio de empleo CareerBuilder.com y las especialistas en cloud computing Citrix Systems, en virtualización NetApp y en semiconductores Texas Instruments. ¿Y tú, tienes experiencia con alguna de estas empresas? ¿Cuál es tu valoración personal?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor