Nueva GPU de ARM ofrece diez veces el rendimiento gráfico de Mali-400 MP

MovilidadProveedor de ServiciosProyectos

Se llama Mali-T658, permite un máximo de ocho núcleos conectados y empezará a aparecer en el interior de smartphones y tablets PC a finales de 2013, aproximadamente.

ARM acaba de presentar la última incorporación a su familia de unidades de procesamiento gráfico (GPUs) para dispositivos móviles: Mali-T658, que ofrece un rendimiento hasta diez veces mayor que su predecesora.

Esto significa que posibilita la creación de juegos más rápidos y otras piezas de software complejas para smartphones y tablets PC. La empresa se atreve a afirmar que la nueva tecnología posibilitará que los teléfonos móviles del futuro alcancen el mismo rendimiento gráfico que la consola Playstation 3 de Sony.

    ARM quiere expandir su cuota de mercado en las GPUs móviles
ARM quiere expandir su cuota de mercado en las GPUs móviles

Al mismo tiempo, supone un gran avance respecto a su hermano mayor, el chip Mali-400 MP presente en el Samsung Galaxy S II, considerado hoy en día el chip para terminales móviles más veloz del mercado.

Mientras el diseño actual permite un máximo de cuatro núcleos conectados, Mali-T658 duplica esta cantidad, con cada uno de estos ocho núcleos escalables funcionando a mayor capacidad. Soporta una amplia gama de APIs, incluyendo Google RenderScript, Khronos OpenGL ES, Khronos OpenCL, OpenVG, Microsoft DirectX 11 y Microsoft DirectCompute. Y trabaja tanto con procesadores basados en Cortex-A15 como en Cortex-A7.

“Es todo una cuestión de energía”, explica el responsable de la división de procesamiento, Jem Davies, tal y como recoge BBC News. “La idea es que cuando se requiera el máximo rendimiento, se enciendan todos los núcleos. Pero tener una arquitectura multi-core significa que, cuando las necesidades de rendimiento son más bajas, también se pueden apagar algunos de esos núcleos”.

Esto permite a ARM jugar con uno de sus puntos fuertes: su reputación como fabricante de chips de poco consumo energético.

Con Mali-T648, el fabricante británico espera ampliar su participación en un mercado en incesante crecimiento, ya que la demanda de sus diseños para GPUs móviles actualmente es inferior a la de sus unidades centrales de procesamiento (CPUs). Una tendencia que está dispuesto a combatir.

Los dispositivos con el nuevo diseño comenzarán a aparecer en el mercado en unos dos años, aproximadamente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor