Oculus cierra Story Studio dos años después de su lanzamiento

EmpresasGestión EmpresarialInnovaciónProyectos

En vez de seguir creando contenido como los títulos Lost, Henry y Dear Angelica, Oculus pasará a financiar producción externa.

La aventura de Story Studio se ha terminado. Después de que Oculus, la compañía de realidad virtual en manos de Facebook, decidiera lanzar esta iniciativa hace un par de años para incentivar la narración en tiempo real y después de haber hecho realidad algunos cortos de realidad virtual, Story Studio echa el cierre.

Así lo han anunciado sus responsables, que dan a entender que la situación ha cambiado respecto al momento en el que Story Studio apareció en el mercado. Y a pesar de haber publicado títulos como Lost, Henry y Dear Angelica. Henry llegó a ganar un Emmy.

“Estamos introduciéndonos en el próximo capítulo del desarrollo de realidad virtual, donde los nuevos creadores entran en el mercado anticipándose a la adopción y el crecimiento, y hemos estado buscando la mejor manera de asignar nuestros recursos para crear un impacto en el ecosistema”, comentan desde Oculus, añadiendo que “tras considerarlo cuidadosamente, hemos decidido cambiar nuestro enfoque desde la creación de contenido interno a apoyar una mayor producción externa”.

“Ahora que una gran comunidad de cineastas y desarrolladores están comprometidos con la forma de arte de realidad virtual narrativa, vamos a centrarnos en financiar y apoyar su contenido”, subraya Oculus. “Nuestro objetivo es inspirar a los creadores a través de todos los medios y géneros -cineastas, músicos, pintores, escritores, dibujantes y más- para que sus ideas de realidad virtual cobren vida”.

Oculus financiará a desarrolladores que quieran crear contenido de realidad virtual y destinará 50 millones de dólares a creaciones que no tengan que ver con el juego. Además, se ha comprometido a proporcionar otro tipo de recursos, como tutoriales, para facilitar el trabajo de los artistas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor