Samsung Electronics crea una oficina para mejorar la calidad de sus productos

Gestión EmpresarialTrabajo

El gigante surcoreano está bajo una inmensa presión para asegurar que su nuevo dispositivo insignia, Galaxy S8, funcione de forma segura tras el fiasco del Galaxy Note 7.

Samsung Electronics ha creado una oficina para introducir mejoras globales en la calidad de sus productos tras el fiasco de su último smartphone Galaxy Note 7 y las pérdidas millonarias acarreadas.

El gran rival, Apple, superó a Samsung como el fabricante de teléfonos inteligentes más importante del mundo en el cuarto trimestre de 2016, mientras que el colapso del Note 7 se estima que ha supuesto unas pérdidas de 6.100 millones de won (5.350 millones de dólares) en el beneficio operativo de Samsung.

La decisión de crear esta oficina es el último paso en la estrategia de la empresa surcoreana para reconstruir la confianza de los consumidores. La firma ya ha prometido múltiples mejoras para garantizar la seguridad de los productos, incluyendo pruebas de batería más rigurosas y normas más estrictas desde las etapas iniciales de planificación.

Se espera que el Galaxy S8 llegue al mercado en abril y Samsung está bajo una inmensa presión para asegurar que su nuevo dispositivo insignia funcione de manera completamente segura.

Kim Jong-ho, presidente de la filial Samsung Heavy Industries Co Ltd, se trasladará a Samsung Electronics para dirigir el equipo de supervisar los esfuerzos de mejora de la calidad y los procesos de fabricación.

Tal y como ha descrito la compañía en un comunicado, “el presidente Kim Jong-ho, uno de los principales expertos en fabricación, liderará los esfuerzos de mejora de la fabricación de todos los negocios de Samsung Electronics“.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor