ZTE niega las acusaciones de subvenciones ilegales y ‘dumping’ de la UE

Empresas

Tras la denuncia de recibir subsidios gubernamentales ilegales, la empresa de telecomunicaciones china niega cualquier implicación en un posible delito.

Junto a Huawei, el otro proveedor líder de equipos de telecomunicaciones en China, ZTE se encuentra desde  hace unas semanas en el punto de mira tras las acusaciones del Comisario de Comercio de la UE de ‘dumping’ de sus productos en la eurozona, alterando las reglas del comercio internacional.

ZTE ha emitido una declaración pública donde se defiende con firmeza de tales acusaciones.

“El éxito de ZTE en el mercado internacional de las telecomunicaciones se basa en el diseño innovador de la empresa, la calidad del servicio y la capacidad de personalizar los productos para los clientes en un corto plazo”, ha expresado la compañía en un comunicado oficial.

ZTE no recibe subsidios ilegales u ocultos. La empresa continuará aumentando su inversión en Europa, ya que la región es un mercado extranjero estratégico clave para nosotros”, ha puntualizado la firma.

El fabricante ha evitado emitir retórica política en su respuesta. Parece que, ante las últimas críticas internacionales, las empresas chinas están revisando sus estrategias de relaciones públicas y están optando por un enfoque más mesurado, tal y como recoge The Next Web.

También Huawei se pronunció la semana pasada ante estas acusaciones, afirmando que “en Europa, y en todos los mercados, Huawei actúa siempre conforme a las reglas”.

Al darse a conocer la noticia de las acusaciones, el portavoz de la compañía, Tao Jingwen, habló a los medios estatales chinos declarando que “nuestros productos y servicios se ajustan a las leyes y reglamentos de calidad”. También advirtió que se llevarían a cabo acciones contundentes contra la UE en caso de que ésta opte por ir adelante con una investigación.

El Comisario de Comercio de la UE, Karel De Gucht, ha declarado que si las alegaciones resultan ciertas, la Europa de los 27 podría imponer un arancel del 47% a los productos de ZTE y Huawei.

Ambas compañías también han sufrido el recorte de sus equipos de telecomunicaciones en el mercado de EE.UU por las amenazas de ciberseguridad que la administración estadounidense alega procedentes de China.

Desde el otoño del año pasado, se han prohibido las implantaciones de ZTE y Huawei en las instituciones públicas de EE.UU.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor